España celebrará una conferencia para liberar Palestina

  • Diáspora Palestina celebrará ‘La Conferencia de la Ruta Alternativa de Palestina’ en 2021 en Madrid, capital de España.
España acogerá una gran conferencia denominada ‘Ruta Alternativa de Palestina’, con un llamado de unidad para conseguir la libertad de la nación palestina.

El evento se celebrará en Madrid, capital española, entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre de 2021 y coincidirá con el 30.º aniversario de la llamada “Conferencia de Paz de Madrid”, celebrada en 1991.

En un comunicado, el comité preparatorio de la conferencia ha invitado al pueblo palestino, organizaciones y movimientos de estudiantes, jóvenes, mujeres e instituciones civiles y populares de la diáspora a participar activamente en el lanzamiento de esta conferencia, descrita como el mayor movimiento popular palestino, árabe e internacional, y cuyo objetivo es romper con las limitaciones de la fase anterior y el plan Madrid-Oslo.

En el aniversario de la conferencia de liquidación de Madrid, gritaremos con una voz unificada: vuestro proyecto racista de asentamiento sionista no pasará en nuestro país”, se lee en el comunicado.

 

Los organizadores han programado también para el último día de la conferencia, 2 de noviembre de 2021, fecha del aniversario de la fatídica Declaración Balfour, una marcha popular masiva hacia la embajada del Reino Unido en Madrid bajo el lema: “Tu proyecto colonial no pasará en Palestina… ¡No olvidaremos y no perdonaremos!”.

La Conferencia de Paz de Madrid (1991) y los posteriores Acuerdos de Oslo, suscritos el 13 de septiembre de 1993 en Washington (EE.UU.) entre Israel y Palestina para solucionar el conflicto israelo-palestino, favorecieron únicamente al régimen ocupante de Israel, pues se produjo un fuerte crecimiento de los asentamientos ilegales, se construyeron más de 700 km del muro del Apartheid dentro de los territorios ocupados palestinos y aumentó la represión, las violaciones a los derechos humanos y del derecho internacional, también la destrucción de viviendas palestinas, la usurpación de tierras y la ocupación militar y anexiones de territorios ocupados.

El tiro de gracia a los Acuerdos de Oslo se lo dio el presidente de Estados Unidos, Donald Trump (cuyo país debería haber desempeñado el papel de mediador neutral en el conflicto israelo-palestino), al declarar Al-Quds (Jerusalén) capital israelí y trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a esa ciudad sagrada.

msm/fmk/nii/