España: Imames recomiendan a los musulmanes que se pongan la vacuna contra el coronavirus

Mezquita de Granada

La confianza de la comunidad musulmana en las primeras vacunas contra el coronavirus que se están desarrollando se está socavando. Un torrente de información, con ‘fake news’ incluidas, y la alarma sobre la idoneidad de la vacuna conforme a los preceptos religiosos del islam han provocado que algunos sectores de la sociedad musulmana se pregunten si su religión les permite o no aceptar esa vacuna. Su principal preocupación, que estos medicamentos puedan contener elementos de origen animal y violen la normativa ‘halal’.

Así al menos lo reconoce Yihad Sarasúa, presidente de la Mezquita Ishbilia de Sevilla, quien habla abiertamente de un temor a que vacunarse del coronavirus pueda suponer una violación de los preceptos del Corán: “La comunidad musulmana no tiene un comportamiento homogéneo, evidentemente hay quien se está dejando influenciar por el discurso más integrista”, reconoce a NIUS este musulmán afincado en la capital de Andalucía. Sin embargo, su mezquita luchará por concienciar a los musulmanes de Sevilla de la importancia de vacunarse frente a la enfermedad y, sobre todo, de que su religión no les prohíbe hacerlo. “La salud prima por encima de cualquier situación, y si la vacuna es el único remedio, no hay más que hablar. Todo lo que ayude a la salud pública es aceptado por el islam”, afirma Sarasúa.

En el mismo sentido se pronuncia Abdul Qader Husni Qamhiyeh, imán de la Mezquita del barrio de Cartuja, en Granada, y uno de los referentes espirituales de la comunidad musulmana en la ciudad. Para Abdul, mientras no haya una vacuna ‘halal’ que cumpla con los pilares básicos del islam, los musulmanes no infringirán ninguna ley: “La ley islámica dicta que se puede hacer si no hay otro remedio. Es un mal menor”. Al igual que Sarasúa, Yahid estima que en el momento en el que tengan varias opciones para poder elegir, los musulmanes sí estarán obligados a optar por la vacuna que cumpla con sus preceptos. Todo ello teniendo en cuenta que las primeras vacunas contra el coronavirus tuviesen componentes de origen animal. Para ambos, la elección sobre la vacunación frente a la Covid-19 no es un debate inherente a la comunidad musulmana, sino que está presente en todos los estratos de la sociedad, sea cual sea su raza o religión.

Más allá del debate sobre la idoneidad de las primeras vacunas para la comunidad musulmana, lo cierto es que la composición de dichas vacunas es aún desconocida. Sí se conocen algunos de los mecanismos por los que se están desarrollando, como el caso de las vacunas de Moderna y Pfizer, que utilizan ‘ARN mensajero’, o la de AstraZeneca, que utiliza un vector viral no replicante. En cualquier caso, los expertos aseguran que la presencia de compuestos de origen animal es habitual en vacunas, aunque en estas en concreto no parece el caso. “La gelatina es utilizada comúnmente como estabilizante de las vacunas”, asegura a NIUS Joan Carles March, doctor especialista en Salud Pública. Efectivamente, hay determinados compuestos de origen animal detrás de buena parte de las vacunas que utilizamos actualmente. “A pesar de que es habitual, no parece que sea este caso concreto”, afirma, en el mismo sentido, Daniel López Acuña, epidemiólogo, quien además asegura tajantemente que la comunidad musulmana, al menos en España, acepta con total naturalidad nuevos medicamentos sin requerir protocolos ‘halal’ o similares: “Habría que crear en ese caso una farmacéutica que desarrollara exclusivamente medicamentos halal”, sentencia.

La realidad es que las polémicas relativas a la composición de las vacunas suelen ser suscitadas por los sectores sociales conocidos como ‘antivacuna’. Así lo entiende Joan Carles March, quien sostiene que tampoco hay que preocuparse por los rumores sobre la utilización de células de fetos humanos para la elaboración de estos medicamentos: “Se utilizan células de origen humano, sí, pero células que ya están muertas en todo caso, en las que se cultivan virus de forma artificial”.

Para este especialista de la Escuela Andaluza de Salud Pública, la composición íntegra de las vacunas contra el coronavirus las conoceremos de forma paralela a su futura aprobación por la Agencia Europea de Medicamentos. En cualquier caso, recuerda: “Será gratuita y no obligatoria, aunque sí recomendable para todo el mundo”.

fuente mundoislam