Estudio permite ver el mundo según ven los ojos de los animales

  • Una nueva tecnología permite ver el mundo con los ojos de los animales.
Una nueva tecnología cambia la coloración de las fotos según las perciben distintas especies y permite ver el mundo tal como ven los ojos de los animales.

Científicos de la Universidad de Exeter (el Reino Unido) y de Queensland (Australia) desarrollaron un método de visualización que permite percibir el mundo tal como lo ven distintas especies animales tanto acuáticas como terrestres, indica un estudio publicado el lunes en la revista Methods in Ecology and Evolution.

La tecnología, denominada por sus creadores Análisis Cuantitativo del Patrón de Color (QCPA, por sus siglas en inglés), es una colección de innovadoras técnicas de procesamiento de imágenes digitales y herramientas analíticas diseñadas para entender cómo los animales realmente ven el mundo.

“La mayoría de los animales tienen sistemas visuales completamente diferentes al de los humanos (…) Es una colección de ‘software’ y ‘hardware’ (…) En conjunto, estos instrumentos mejoran en gran medida nuestra capacidad de analizar información visual compleja a través de los ojos de los animales”, explica Cedric van den Berg, uno de los autores del estudio.

La mayoría de los animales tienen sistemas visuales completamente diferentes al de los humanos (…) Es una colección de ‘software’ y ‘hardware’ (…) En conjunto, estos instrumentos mejoran en gran medida nuestra capacidad de analizar información visual compleja a través de los ojos de los animales”, explica Cedric van den Berg, uno de los autores del estudio que desarrolla un método de visualización que permite percibir el mundo tal como lo ven distintas especies animales tanto acuáticas como terrestres.

Un campo de jacintos de los bosques visto por un humano (izda.) y por una abeja (dcha.).

 

Aunque alcanza su máxima eficiencia cuando se aplica a sistemas de cámaras especiales, el QCPA puede analizar también imágenes captadas por aparatos comunes.

Aparte de su capacidad recreativa, también puede ser una herramienta útil para los científicos, indica la doctora Karen Cheney, que también colaboró en el proyecto.

ftn/krd/rba