‘Extremismo ha matado a más personas que Al-Qaeda en EEUU’

  • Dylann Roof, el joven blanco sospechoso de la matanza en la iglesia de Charleston.

    Dylann Roof, el joven blanco sospechoso de la matanza en la iglesia de Charleston.

Los extremistas estadounidenses constituyen más amenaza para EE.UU. que los radicales vinculados al grupo terrorista Al-Qaeda, indican los resultados del centro de investigación New America.

Los resultados publicados el miércoles por el diario estadounidense de The New York Times, indican que desde el año 2001, tras los atentados acaecidos el 11 de septiembre en el país norteamericano, la cifra de personas que perdieron la vida por las agresiones de los extremistas blancos en Estados Unidos fue superior al número de ciudadanos que fueron asesinados por fanáticos vinculados con el grupo terrorista Al-Qaeda.

Conforme a los datos facilitados por New America, desde 2001, unos 48 individuos han sido objeto de las atrocidades mortales de los terroristas estadounidenses mientras que sólo unos 26 fueron blanco de las ofensivas letales de las bandas extremistas relacionadas con Al-Qaeda.

Según el estudio, las acciones bélicas realizadas en el país norteamericano han acabado con la vida de agentes de la Policía, integrantes de minorías raciales o religiosas y civiles al azar.

Cabe mencionar que, el estudio, aún no incluye los actos terroristas efectuados en la escuela Sandy Hook de Newtown, Connecticut, donde 26 personas perdieron la vida.

Asimismo, hace referencia a una serie de acciones que involucraron a personas vinculadas a ideas neonazis y a grupos supremacistas blancos, que causaron varios muertos en diferentes zonas del país, entre ellas Wisconsin, Nevada y Texas.

La más reciente atrocidad acaeció el pasado 17 de junio. Un hombre blanco abrió fuego durante una reunión de oración en el interior de una histórica iglesia negra,matando a varias personas, incluyendo a la pastora, en un asalto que las autoridades describieron como un crimen de odio.

Los niños estadounidenses colocan flores afuera de la iglesia Africana Metodista Episcopal (AME) Emanuel, la más antigua del sur de EE.U.

 

El racismo en el país norteamericano no se trata de una caso nuevo; el mismo presidente de EE.UU., Barack Obama, en el pasado mes de diciembre adujo que «el racismo tiene bases profundas en el país norteamericano».

En los últimos meses, Estados Unidos está atravesando momentos de gran tensión debido a las protestas antidiscriminación no solo de carácter racial sinotambién religioso.

Según las cifras, los ciudadanos negros de EE.UU. mueren 21 veces más que los blancos en enfrentamientos con los agentes policiales.

La situación es tan grave que el mismo presidente Obama reconoció amplia discriminación racial en la justicia de EE.UU.

mno/ktg/rba