Familias musulmanas acusan a NYC Ferry de discriminación

Los empleados les negaron abordar con el argumento de “ciertas preocupaciones de seguridad”, según la denuncia.

Familias musulmanas acusan a NYC Ferry de discriminación

La ciudad de Nueva York y el Sistema de Ferry de Nueva York han sido acusados ​​de discriminación por tres familias musulmanas que afirman que se le negó el embarque debido a un “problema de seguridad”.

Según la acusación, tres madres -dos de las cuales vestían un velo islámico- y sus hijos se reunieron en Bay Ridge el 21 de septiembre para abordar el ferry a Wall St. y disfrutar del día juntos.

El viaje en ferry se desarrolló sin problemas, pero cuando intentaron volver a abordar el ferry de Wall St. ese mismo día, dos empleados les negaron el servicio, según la denuncia presentada por el capítulo del Consejo de Relaciones Estadounidenses-Islámicas de Nueva York.

Los empleados de HNY Ferry obligaron a las madres y a sus niños a esperar a un lado mientras los demás pasajeros abordaban el ferry sin restricciones, según la denuncia. La demanda señala que la situación fue muy dolorosa para los niños.

Las víctimas dijeron que los empleados no mostraron consideración pese a que llevaban un cochecito doble para dos bebés.

Los empleados no permitieron que las familias subieran una vez que todos los pasajeros habían abordado. Según la denuncia, los empleados argumentaron que los oficiales de seguridad tenían ciertas preocupaciones. Las mujeres y los niños fueron escoltados a la garita de seguridad a la vez que los pasajeros los observaban con recelo, añade la acusación.

“Estas familias fueron traumatizadas y humilladas ante la opinión pública. Fueron tratados como sospechosos por ser musulmanes. Eso es inaceptable. Esperamos que la Ciudad cumpla con su compromiso de no discriminación y enmiende rápidamente esta injusticia”, expresó Ahmed Mohamed, director de Litigios de CAIR-NY.

Según la denuncia, los oficiales dijeron que no entendían por qué los empleados del ferry señalaron “ciertas preocupaciones” de seguridad. Fue entonces cuando un tercer empleado le dijo a una de las mujeres que se les había negado el embarque en el Wall St. Ferry porque los niños estaban de pie sobre los asientos.

Las familias esperaron dos horas antes de que finalmente se les permitiera abordar otro ferry, pero el retraso provocó que su plan de pasar el día juntos se empañara por supuesto maltrato, por lo que decidieron regresar a Bay Ridge.

En un comunicado a nuestra cadena hermana NBC 4, un portavoz de la Corporación de Desarrollo Económico de Nueva York dijo que la organización, que opera el ferry, está al tanto de la queja y que investiga el incidente.

“NYCEDC toma en serio estos asuntos y se compromete a garantizar que a ninguna persona se le nieguen los servicios por motivos de raza, color, nacionalidad, edad, sexo, religión, identidad de género o discapacidad”, dijo un portavoz.

La denuncia señala que los niños de las familias estaban angustiados por el incidente.

Otra empleada que había atendido a las familias más temprano ese día declaró que los niños no mostraron un mal comportamiento y describió a las madres como buenos pasajeros.

NYC Ferry dijo que el incidente fue un “malentendido” y que hizo un reembolso de la tarifa a los demandantes tras admitir “era falsa” la razón para impedir su embarque.

Telemundo47