Fátima, bendita hija del Profeta (PBUH) en el Sagrado Corán

“En verdad, te hemos otorgado la abundancia. Así pues, reza a tu señor y ofrece sacrificios. En verdad quien te odia es el que no tenía descendencia”.   Sagrado Corán, Sura Kawzar, aleyas 1, 2 , 3.

Fátima, bendita hija del Profeta (PBUH) en el Sagrado Corán

La traducción del Capítulo 2 del Sagrado Corán, Sura Kawzar, aleyas 1, 2 , 3.

En el nombre de Dios, El Compasivo, El Misericordioso

إِنّٰا أَعْطَیْنٰاکَ اَلْکَوْثَرَ (1) فَصَلِّ لِرَبِّکَ وَ اِنْحَرْ (2) إِنَّ شٰانِئَکَ هُوَ اَلْأَبْتَرُ (3)

“En verdad, te hemos otorgado la abundancia. Así pues, reza a tu señor y ofrece sacrificios. En verdad quien te odia es el que no tenía descendencia”.

Introducción

Te hemos otorgado la abundancia: la palabra “ABTAR” literalmente se refiere a un animal con cola cortada, y en el uso habitual, se aplicaba a quien que no tenía generación. Atendiendo que los hijos del Profeta, murieron cuando eran niños, los enemigos dijeron: ya no tiene descendencia y generación, pues porque en la cultura de la ignorancia, la hija no merecía mantener vivo el nombre de su padre, de ahí por ende, la frase ” En verdad quien te odia es el que no tenía descendencia “ indica que” Kawzar” (Abundancia) se refiere a la gran generación del Profeta, que sin duda es a través de Fátima Az Zahra. También, declaró que aquel que criticaba y se burlaba del Profeta (PBUH) sería Abtar, es decir, sin progenie.

Es en ese sentido, que mencionamos el relato referente a la sura anteriormente mencionada: Cierto día el Profeta (PBUH), abandonaba Masÿid-ul-Harâm, AAS IBN VAEIL, se encontró con él y conversaron unos instantes. Justamente estaban allí cerca, algunos jefes quraishíes, que preguntaron a Ibn Uâ’il cuando éste, entró en la mezquita: “¿Con quién hablabas?”. Y él respondió: “Con ese hombre estéril”. El uso de esta expresión es debido a que ‘Abdul·lah, el hijo del Profeta, había fallecido y en aquella época, los árabes llamaban estériles a los que no tenían hijos varones. Los quraishíes llamaron estéril al Enviado de Dios (PBUH) y la sura, en cambio, le albricia numerosas mercedes y llama estériles a sus enemigos.

La Pura descendencia del Profeta

Como lo hemos señalado en la introducción, después de que murió ‘Abdul-lah hijo del Profeta Muhammad (PBUH), uno de los politeístas, dijo que Muhammad quedó sin hijos, y lo llamó “Abtar” (sin progenie).En esta ocasión, se reveló la sura al-Kawzar en la que Dios le dio al Profeta, las albricias de abundancia de bendiciones (que puede referirse a la abundancia de sus descendientes a través de su hija Fátima).

Por su importancia, es que a continuación vamos a referirnos a los benditos hijos de Fátima (SA), quienes posteriormente fueron los infalibles representantes de Dios en la tierra.

  1. El Imam Al Hasan

Fue el primer hijo de Fátima (SA), quien nació en el sagrado mes de Ramadán, durante el segundo o tercer año de la Héjira.

Cuando el Profeta (PBUH) se enteró del nacimiento de su bendita criatura, estaba muy complacido y contento, se dirigió a la casa de Fátima para felicitarla. Al llegar a la casa, el Profeta le dijo a Asma: tráeme a mi hijo.

Ella trajo al Imam Al Hasan envuelto en un pedazo de tela amarilla, después el Profeta lo cargó y lo puso junto a su pecho, besándolo en la boca, dándole su saliva, levantó sus manos hacia el cielo y dijo: “Oh Dios, te pido que protejas su prosperidad de la maldición de Satanás”.

Debemos recordar, que el Imam Al Hasan después de su Padre el Imam Ali (AS), fue el segundo Imam de nosotros los Shiitas. El califato del Imam Hasan (AS) duró seis meses y tres días. Él fue a Medina después del tratado de paz y permaneció allí hasta que fue martirizado diez años después.

Este noble Imam posee todas las peculiaridades morales, todas las grandes cualidades y virtudes se encontraban en el Imam Hasan; pues él fue educado bajo las virtudes de su abuelo el (Profeta del islam) y su padre el Imam Ali (AS).

A continuación relatamos un cuento, el que nos muestra una pequeña visión, de los grandes valores morales del Imam Hasan (AS).

Un día un hombre mayor de Sham ofendió al Imam Hasan y empezó a insultarlo. El Imam Hasan permaneció en silencio hasta que el anciano terminó sus injurias y luego el Imam le dijo amablemente y sonriendo:” Oh Sheij (anciano), creo que eres extranjero, si necesitas algo te lo daremos, si necesitas guías te guiáremos. Si necesitas, que encarguemos de ti (prepararte tu viaje) lo haremos, si tienes hambre te alimentaremos o cualquier otra necesidad te la satisfaremos y si tú eres perseguido, te cobijaremos.

El anciano permaneció en silencio y no pudo responder, pues estaba confundido debido a la gran moral del Imam Hasan (SA), luego dijo: “Dios sabe mejor a quienes dar su mensaje”.

  1. El Imam Al Hussein

Hussein Ibn Ali Ibn Abi Talib, conocido como el Imam Hussain (AS), es el tercer Imam Infalible, el segundo hijo del Imam Alí (AS) con su esposa, Fátima Al-Zahra (SA), por ende, nieto del Profeta Muhammad (PBUH). El Imam Hussain (AS) fue martirizado en la Batalla de Karbalá en el décimo día del mes de Muharram del año 61 de la hégira después de 10 años de Imamato.

El Imam Hussain (AS) nació en Medina, en el cuarto año de la hégira, sin embargo, algunos historiadores han mencionado el tercer año de la hégira como la fecha de su nacimiento. El informe más aceptado entre los historiadores y eruditos es que el día de su nacimiento fue el tercer día de Sha’ban.

Según las narraciones sunitas y shiítas, el Profeta (PBUH) lloró en el día de su nacimiento y pronosticó su martirio. Él ordenó a Umm Fadl, esposa de ‘Abbas Ibn ‘Abd al-Muttalib que cuidase a Hussain y que fuera su nodriza.

Se ha narrado en los hadices sunitas que el Profeta , amaba mucho a Hasan y Hussain (AS), tanto que a veces, cortaba su discurso en la mezquita y bajaba del pulpito para abrazar a sus nietos.

Lo que es más destacado en la vida del Imam Hussain, es la batalla de Karbala, lugar donde se martirizaron tanto el Imam, como sus fieles compañeros y su familia, la que fue capturada por sus enemigos.

El Imam Hussain peleó en contra del tirano Yazid y renunció públicamente a darle su voto a Yazid.

Anunció ante la gente su objetivo de su eterna revolución diciendo:” Y no me he levantado precipitado, ingrata, opresiva, o corruptamente, sino para reformar a la nación de mi abuelo. Quiero recomendar el bien y prohibir el mal, tal como mi abuelo y mi padre lo hicieron.”

 3. Zainab la gran dama

Zainab (SA) es la hija del Imam Alí (AS) y la honorable señora Fátima (SA) , ella fue la nieta del Profeta y la mejor mujer después de su bendita madre Fátima. Ella poseía todas las grandes cualidades heredadas de su abuelo, su padre y su madre, (la paz sea con ellos). Nació en Medina en el quinto o sexto año de la hégira. Uno de los principales acontecimientos donde ella estaba presente fue el suceso de Karbalá junto a su hermano el Imam Hussain (AS) cuando fue martirizado.

La Señora Zainab, había acompañado a su hermano el Imam Hussain (el padre de la libertad) en su inmortal revolución que había suplido el mundo islámico con los medios del renacimiento del desarrollo. Ella jugó un rol positivo y súper importante en esta bendita revolución que ha cambiado el curso de la historia y despertado a los musulmanes.

La señora Zainab fue la mensajera de la batalla de Karbala, ella fue quien deshonró al maldito Yazid con su brillante discurso en su palacio; pues ella testificó toda la escena de la revolución de su hermano, diseminó su valor e hizo eterno el objetivo a través de su maravilloso discurso en Kufa, en el palacio del maldito Yazid, en Medina.

  1. , 5. Umm Al  Kulzum  y Muhsin

Dos de los otros hijos de Fátima Az Zahra, que fueron también la descendencia pura del Profeta, son Umm Al Kulzum y Muhsin.

Por el breve espacio, en este texto no mencionamos más sobre ellos; sin embargo para saber más sobre ellos, pueden referirse a los libros con el tema de Fátima Az Zahra.

Conclusión

Dios dice a su mensajero: “te hemos otorgado la abundancia”.  Los enemigos del Profeta suponían que después de la muerte de los hijos del Profeta, el mensajero de Dios se quedaría sin descendencia; sin embargo Dios a través de Fátima y el milagro de Kawzar, emitió la generación del Profeta en el mundo, por ende, la abundancia otorgada, es la misma Fátima.

Un breve análisis a los siglos pasados hasta el día de hoy, vemos que, miles y miles de los hijos de Fátima están esparcidos por todo el mundo, entre ellos grandes eruditos, escritores, juristas, narradores, comentaristas y grandes comandantes que intentan con mucho sacrificio preservar la religión del Islam.

 

Fuente consultas

La interpretación Ejemplar Nasser Makarem Shirazi, T.2t, sura 108, la Abundancia

La vida de Fátima Zahra,  Allama Baqir Sharif Qurashi

La interpretación de Noor, Muhsin Qaraati

El Sitio, wwwwikishia.com

Traducido por: Ehsan Semiromi

fuente annurtv