FBI espió 24 años a Gabriel García Márquez por ser amigo de Fidel

  • El escritor colombiano, Gabriel García Márquez (izda.), y el líder revolucionario de Cuba, Fidel Castro.

    El escritor colombiano, Gabriel García Márquez (izda.), y el líder revolucionario de Cuba, Fidel Castro.

El escritor colombiano Gabriel García Márquez fue espiado entre 1961 y 1985 por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de EE.UU. por su “estrecha amistad” con el líder revolucionario de Cuba, Fidel Castro.

Según un informe del viernes del diario estadounidense The Washington Post, citando a un documento de 137 páginas del FBI, en 1961 y con el alojamiento de García Márquez y su familia en Manhattan y la fundación de la oficina de la agencia cubana de noticias Prensa Latina, el entonces director de FBI, J. Edgar Hoover, ordenó la apertura de un expediente para vigilar a este gran escritor.

En un artículo titulado Amor en los tiempos de vigilancia: agentes de FBI rastrearon Gabriel García Márquez, una clara alusión al título de una de las célebres obras de este Nobel de Literatura, el informe explicó que de acuerdo con la orden de Hoover, que data del 8 de febrero de 1961,“en el caso de que (García Márquez) entre en EE.UU. por cualquier motivo, el FBI debe ser avisado de inmediato”.

Como indican los documentos sobre el espionaje del FBI, solo en los primeros meses de la llegada del escritor a EE.UU., fueron contratados al menos nueve “informantes confidenciales” para mantener bajo discreta vigilancia las idas y venidas del periodista y escritor colombiano.

Mural en conmemoración de Gabriel García Márquez

 

Entre los primeros datos, afirmó el informe, se puede mencionar las detalladas actividades del escritor en Nueva York, como el pago de 200 dólares para costear un mes de estancia en unHOTEL de esa urbe.

Luego alegar que se desconocen los objetivos verdaderos de ese espionaje, Washington Post consideró que el viaje del escritor a EE.UU. para ayudar a establecer un servicio de noticias del Gobierno cubano y haberse convertido en un prominente amigo del líder cubano Fidel Castro, pudieran destacarse entre las razones.

Tal como señala el informe, el espionaje a García Márquez tenía lugar mientras este periodista y escritor mantenía estrechos vínculos con las más altas autoridades mundiales, incluidos presidentes como el estadounidense, Bill Clinton (1993-2001), y el francés François Mitterrand (1981-1995).

A este respecto, el hijo del escritor, Rodrigo García, afirmó el sábado que la noticia no lo había sorprendido ya que “considerando el hecho de que este colombiano estaba en Nueva York abriendo una agencia de noticias cubana, sería inusual que no le hubiesen espiado”.

tas/ctl/msf