Fuerzas israelíes dejan a 43 niños sin hogar tras arrasar aldea palestina, dice la ONU

Las autoridades israelíes destrozaron casas, refugios para animales, letrinas y paneles solares, gran parte de ellos donados como asistencia humanitaria.

Westjordanland Palästina Obdachlosigkeit Zerstörung Dorf (Raneen Sawafta/REUTERS)

Un niño palestino, cuya casa de campaña fue destruida, se encuentra fuera de una tienda en Khirbet Humsah en el Valle del Jordán en la Cisjordania ocupada por Israel.

La representación de la ONU en los territorios palestinos ocupados denunció este miércoles (04.11.2020) la demolición por parte de Israel de un pueblo beduino de Cisjordania que ha dejado sin hogar a 73 personas, incluidos 43 menores, en plena pandemia de coronavirus.

«Las agencias humanitarias visitaron (hoy) la comunidad y contabilizaron 76 estructuras demolidas, más que en cualquier otra demolición de la última década», indicó la coordinadora humanitaria interina de la ONU en los territorios, Yvonne Helle.

Helle remarcó que la «destrucción generalizada de bienes y el traslado forzoso de personas protegidas en un territorio ocupado son violaciones graves de la Cuarta Convención de Ginebra».

Westjordanland Palästina Obdachlosigkeit Zerstörung Dorf (Raneen Sawafta/REUTERS)Un bebé palestino, cuya casa de campaña familiar fue destruida, yace en una cama en una tienda de campaña en Khirbet Humsah.

Comunidades beduinas del Valle del Jordán

El pueblo de Humsa Al Bqaia es una de las 38 comunidades beduinas del Valle del Jordán, fronterizo con Jordania, que se dedican a la ganadería como medio de supervivencia y cuyas viviendas suelen ser estructuras temporales, de metal.

«Estas son algunas de las comunidades más vulnerables de Cisjordania, con acceso limitado a los servicios de educación y salud, y a la infraestructura de agua, saneamiento y electricidad·, remarcó Helle.

La ONG israelí Betselem denunció también la demolición y valoró que «Israel ha introducido una legislación militar que facilita su política de expulsar a los palestinos de las zonas de Cisjordania para apoderarse de la tierra».

«La falta de permisos de construcción emitidos por Israel se suele citar como una razón, aunque, debido al régimen de planificación restrictivo y discriminatorio, los palestinos casi nunca pueden obtener dichos permisos», apuntó también la ONU.

Westjordanland Palästina Obdachlosigkeit Zerstörung Dorf (Raneen Sawafta/REUTERS)Los pájaros vuelan sobre el sitio de las casas de campaña palestinas destruidas y los refugios de animales.

La UE condena destrucción de viviendas y escuelas palestinas

Por su parte, la Unión Europea condenó la política israelí de destruir viviendas palestinas y la amenaza de demoler también escuelas en la zona ocupada de Cisjordania, gestos que calificó como «un obstáculo a una solución de dos Estados».

En su declaración, firmada por el portavoz del jefe la diplomacia de la UE, Josep Borrell, la UE constató que la mitad de los palestinos que quedaron sin hogar en la demolición eran niños.

«Esta demolición a gran escala reconfirma una vez más la lamentable tendencia de confiscaciones y demoliciones desde principios de año», señaló la nota.

La declaración añadió que Israel también ha amenazado con demoler 52 escuelas palestinas, incluida una en Ras Al-Teen, en Cisjordania, que fue cofinanciada por la Unión Europea y los Estados miembros del bloque.

«La UE pide la protección de los niños, incluida la garantía de su derecho a la educación en un entorno escolar seguro», apuntó el comunicado, que agrega que la educación es «un derecho humano básico».

«La UE reitera su llamado a Israel para que detenga todas estas demoliciones, incluidas las estructuras financiadas por la UE, en particular a la luz del impacto humanitario de la actual pandemia de coronavirus», apuntó.

 

Fuente: dw.com