Generales saudíes estiman una severa derrota para Riad en Siria

  • El príncipe heredero saudí, Mohamad bin Nayef, durante una reunión con comandantes del Ejército saudí.

    El príncipe heredero saudí, Mohamad bin Nayef, durante una reunión con comandantes del Ejército saudí.

Varios generales del Ejército saudí advirtieron a las autoridades saudíes de una posible injerencia militar en Siria, pues esta iniciativa podría poner en peligro la seguridad del reino árabe.

“Diez altos comandantes del Ejército saudí, a través de una carta confidencial dirigida al ministro del Interior y el también príncipe heredero saudí, Mohamad bin Nayef, le han alertado del envío de fuerzas terrestres a Siria, ya que esta medida pondrá en peligro la soberanía y la seguridad de la monarquía árabe”, informó el viernes la televisión libanesa Almanar, que cita la misiva de los generales saudíes.

Diez altos comandantes del Ejército saudí, a través de una carta confidencial dirigida al ministro del Interior y el también príncipe heredero saudí, Mohamad bin Nayef, le han alertado del envío de fuerzas terrestres a Siria, ya que esta medida pondrá en peligro la soberanía y la seguridad de la monarquía árabe”, informó el viernes la televisión libanesa Almanar, que cita la misiva de los generales saudíes.

“Nosotros, los generales del Ejército saudí, asumiendo nuestra responsabilidad hacia el rey y la nación saudí, le avisamos, ya que las tropas saudíes no han logrado todos los objetivos en su ofensiva a Yemen como resultado del bajo rendimiento de la infantería; la iniciativa de intervenir en Siria entraña graves riesgos para el reino árabe”, indica una carta firmada por diez militares saudíes y enviada a Bin Nayef.

En la misiva pronostican una severa derrota y fracaso para Riad si concreta la intervención en Siria, ya que las tropas saudíes tendrían no solo que hacer frente al Ejército sirio, sino también a las fuerzas rusas, iraníes y a las del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

La carta de los generales saudíes al príncipe heredero, Mohamad bin Nayef, en la que le advierten de una posible injerencia en Siria.

Además, la operación conllevaría un elevado coste económico. Arabia Saudí sufre en la actualidad una severa crisis económica y le acucia una enorme deuda que le ha empujado a llevar a cabo severos recortes en los gastos públicos y sociales. Entre las causas de esta crisis están la bajada de los precios del petróleo y la guerra de Yemen.

Este pronunciamiento se produce después de que el general de brigada saudí Ahmad al-Asiri declarara que su país está dispuesto a participar en cualquier operación terrestre liderada por EE.UU. en suelo sirio.

Tras la amenaza lanzada por Arabia Saudí, el presidente sirio, Bahsar al-Asad, alertó que “una intervención en Siria no será un paseo fácil para Arabia Saudí y Turquía”. Asimismo, el ministro sirio de Asuntos Exteriores, Walid al-Moalem, advirtió que Damasco resistirá ante cualquier incursión terrestre en su suelo y enviará a los agresores a su casa en “ataúdes”.

mkh/anz/msf