Gobierno argentino despide a más de 2 mil empleados del Senado

  • Mauricio Macri, presidente de Argentina, en una reunión con senadores de diversas fuerzas políticas.

    Mauricio Macri, presidente de Argentina, en una reunión con senadores de diversas fuerzas políticas.

El Gobierno de Argentina ha decidido despedir a más de dos mil empleados del Senado, asegurando que la medida está apoyada por los diversos bloques, incluida la oposición.

La vicepresidenta del país suramericano, Gabriela Michetti, tras tachar de “incorrecta” la incorporación de 2035 funcionarios a la planta permanente del Senado en 2015 durante el mandatario del exvicepresidente Amado Boudou, dijo el martes que tal medida ha provocado un aumento del 80 % en el presupuesto salarial del organismo.

“Por qué le voy a meter la mano al ciudadano para sacarle mil y pico de millones de pesos más para sostener el mismo Senado, que hace las mismas cosas que hace un año pero con 2035 personas más que son de planta política y se tienen que ir cuando corresponde irse”, enfatizó Gabriela Michetti, vicepresidenta de Argentina.

“Por qué le voy a meter la mano al ciudadano para sacarle mil y pico de millones de pesos más para sostener el mismo Senado, que hace las mismas cosas que hace un año pero con 2035 personas más que son de planta política y se tienen que ir cuando corresponde irse”, destacó.

En sus declaraciones insistió en que la iniciativa, adoptada por ella misma para eliminar a los llamados “ñoquis” o empleados fantasmas, está apoyada por el Gobierno y los senadores y que las razones de los gremios para rechazar esta decisión son injustificables.

Gabriela Michetti, vicepresidenta argentina, y el presidente Mauricio Macri.

 

“Resolví la baja de estos empleados porque tenía la facultad y los instrumentos legales y jurídicos como para poder hacerlo”, enfatizó, agregando: “invité a los gremios a participar (en una comisión revisora) para el caso de alguna situación que pudiera ser injusta, pero se negaron a hacerlo”.

Los sindicatos opositores argumentan a la contra que dicha medida afecta a más de dos mil familias de trabajadores.

Los decretos que firmó el nuevo presidente argentino, Mauricio Macri, nada másasumir la Presidencia de Argentina el pasado 10 de diciembre, como el nombramiento de dos jueces de la Corte Suprema, el relacionado con el sector de la educación, así como el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que pone más controles en dos medios audiovisuales del país, han generado gran cantidad de protestas.

De igual modo, a menos de un mes de su llegada a la Casa Rosada, Macri ha visto como sus políticas son objeto de críticas, tanto a nivel nacional comointernacional.

msm/nii/msf