HAMAS: Revuelta palestina contra Israel pasa a su fase armada

  • Combatientes de las Brigadas de Ezzedin Al-Qassam, brazo militar de HAMAS.

    Combatientes de las Brigadas de Ezzedin Al-Qassam, brazo militar de HAMAS.

Mientras perdura la violencia israelí, un alto responsable de HAMAS informa que la nueva Intifada de los palestinos contra el régimen de Israel pasará a su fase armada.

“HAMAS (Movimiento de Resistencia Islámica Palestina) y otros grupos palestinos buscan implicar a más sectores de la sociedad en la Intifada de Al-Quds (Jerusalén), sobre todo a quienes disponen de armas de fuego y que aun no han recurrido a su uso”, informa el jefe adjunto de HAMAS, Musa Abu Marzuq, según ha recogido este sábado el portal libanés Al-Rased.

HAMAS (Movimiento de Resistencia Islámica Palestina) y otros grupos palestinos buscan implicar a más sectores de la sociedad en la Intifada de Al-Quds (Jerusalén), sobre todo a quienes disponen de armas de fuego y que aun no han recurrido a su uso”, informa el jefe adjunto de HAMAS, Musa Abu Marzuq

El alto responsable de HAMAS ha enfatizado que “los grupos de resistencia palestinos no dejarán que la actual Intifada (levantamiento) se apague”.

Ante el aumento de las atrocidades perpetradas por el régimen israelí, “HAMAS se reserva el derecho a emplear todas las medidas a su alcance para hacer frente al enemigo”, ha sostenido.

Soldado israelí golpea a una ciudadana palestina en una manifestación en la ocupada Cisjordania.

 

Según Abu Marzuq, quien realizó hace días un viaje a El Líbano para abordar con las autoridades de ese país la actual coyuntura de la región, la Tercera Intifada es una medida previamente planeada.

Los objetivos que busca, ha puntualizado, son la “expulsión del régimen ocupador de Cisjordania, la ruptura del cerco a la Franja de Gaza, la puesta en libertad de todos los presos y el fin de la ampliación de los asentamientos israelíes”.

El viernes, Husam Bardan, un portavoz de HAMAS, advirtió que si el régimen de Tel Aviv sigue con sus crímenes contra los ciudadanos palestinos, “nos obligará a aplicar nuevos métodos para hacer que cesen sus actos represivos”.

Desde hace más de un mes, los territorios ocupados palestinos están viviendo una situación de máxima tensión a raíz de los asaltos de los militares israelíes y la profanación de la Mezquita Al-Aqsa, en Al-Quds, por colonos israelíes.

Ante estas acciones de violencia israelíes, HAMAS llamó el 9 de octubre a la nación palestina a lanzar una Intifada, que sería la tercera tras las de los años 1987 y 2000, con el fin de “liberar Al-Quds” tras décadas de ocupación bajo el régimen de Tel Aviv.

En lo que va del mes de octubre, han muerto al menos 71 palestinos y miles más han resultado heridos por armas de fuego israelíes, según las estadísticas del Ministerio palestino de Salud.

mjs/anz/msf