Informe: Rusia y China frustraron plan saudí para designar terrorista a Hezbolá en CSNU

  • Efectivos del Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

    Efectivos del Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

La enemistad de Arabia Saudí con Hezbolá llevó a Riad a intentar incluir el nombre de este movimiento libanés en la lista negra del CSNU; conspiración que fue desbaratada por China y Rusia, revela un informe.

A principios de marzo, el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG, integrado por países árabes ribereños del Golfo Pérsico, incluidos Arabia Saudí, Baréin, Catar, los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Omán y Kuwait) añadió oficialmente a Hezbolá a una lista de organizaciones a las que consideran “terroristas”.

Pocos días después y bajo la fuerte presión e influencia saudí, los miembros de la Liga Árabe (LA) —a excepción de El Líbano, Irak y Argelia— dieron el mismo paso en relación con el Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

Los intentos de Arabia Saudí para presentar a los miembros permanentes del CSNU el borrar de una resolución anti-Hezbolá resultaron en el fracaso, debido a la acción oportuna de China y Rusia y la falta de atención de EE.UU.”, indica un informe del diario libanés Assafir.

Al respecto, el diario libanés Assafir, en un informe publicado este viernes, ha revelado que ahora Riad está intentando convencer a los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para que declare terrorista a Hezbolá.

“Los intentos de Arabia Saudí para presentar a los miembros permanentes del CSNU el borrar de una resolución anti-Hezbolá resultaron en el fracaso, debido a la acción oportuna de China y Rusia y la falta de atención de EE.UU.”, indica el rotativo.

En un primer momento, el diario argelino Al-Shoruq informó de que Nabil al-Arabi, secretario general de la LA, recibió un soborno de 2 millones de dólarespara “facilitar” el proceso de toma de decisión en contra del movimiento.

En esta línea, Assafir apunta que el revés de las autoridades saudíes en el Consejo de Seguridad saca a la luz la frágil influencia de Riad en los escenarios políticos en los que “no puede pagar para que sus objetivos y sueños se hagan realidad”.

La fuente, a continuación, se refiere a la XIII Cumbre de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI), ―que se desarrolla en la ciudad turca de Estambul (noroeste)― y adelanta que “considerando la influencia saudí, se prevé que hoy mismo la cumbre siga los pasos de Riad contra Hezbolá”.

Previamente, el secretario general de Hezbolá, Seyed Hasan Nasrolá, ha cargado contra los Al Saud, acusándolos de haber “desencadenado una ola de ataques políticos y campañas propagandísticas” contra El Líbano.

mpv/ncl/hnb