Irak frustra ‘mayor plan terrorista’ de Daesh contra Bagdad

  • Los cazas F-16 del Ejército iraquí bombardean posiciones del grupo terrorista EIIL ( Daesh, árabe).

    Los cazas F-16 del Ejército iraquí bombardean posiciones del grupo terrorista EIIL ( Daesh, árabe).

La Inteligencia y las fuerzas aéreas de Irak repelieron el plan terrorista más peligroso y masivo de Daesh contra Bagdad (capital) y ciertas ciudades sureñas.

El Comando de Operaciones Conjuntas del Ejército iraquí afirmó el jueves haber frustrado una gran operación terrorista que la banda takfirí EIIL (Daesh, en árabe) estaba organizando bajo la supervisión directa del líder extremista, Ibrahim al-Samarrai, alias Abu Bakr al-Bagdadi.

“Frustraron un gran proyecto terrorista, supervisado directamente por el terrorista Abu Bakr al-Bagdadi, para apuntar la capital Bagdad y las provincias del sur”, informó la agencia local de noticias Al-Forat News, citando al Comando de Operaciones Conjuntas del Ejército iraquí.

Frustraron un gran proyecto terrorista, supervisado directamente  por el terrorista Abu Bakr al-Bagdadi, para apuntar la capital Bagdad y las provincias del sur”, informó la agencia local de noticias Al-Forat News, citando al Comando de Operaciones Conjuntas del Ejército iraquí.

Asimismo, detalló que los elementos terroristas pretendían llevar a cabo una serie de bombardeos y atentados suicidas, así como colocar coches bomba, en el marco de una operación denominada ‘Gran batalla de Bagdad/Conquista’.

Las fuerzas aéreas del Ejército iraquí abatieron con los cazas F-16 las posiciones de Daesh en la localidad de Al-Karabe (oeste de Bagdad), donde organizaban dichos actos terroristas, prosiguió la nota, mientras agregó que unos 43 takfiríes murieron como consecuencia de cuatro bombardeos realizados por los aviones de combate de Irak.

Tras el atentado ocurrido en el distrito de Karada, en Bagdad, lo cual dejó el pasado mes de julio unos 330 muertos en ese país árabe, el primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, ha abogado por un mayor control de seguridad para evitar nuevos bombardeos y explosiones terroristas.

En las últimas semanas, Daesh ha sufrido grandes retrocesos en el campo de batalla, siendo el caso más reciente la recuperación de la base de Al-Qayyarah, al sur de Mosul, y la liberación de Faluya, el baluarte más importante del EIIL, situado a tan solo 60 kilómetros al oeste de Bagdad.

bhr/ktg/nal