Irán alaba triunfo de Irak y Siria en ‘guerra subsidiaria’ de EEUU

  • El general Seyed Masud Yazayeri, portavoz jefe de las Fuerzas Armadas de Irán.

    El general Seyed Masud Yazayeri, portavoz jefe de las Fuerzas Armadas de Irán.

Los triunfos de los Gobiernos de Irak y Siria en las guerras subsidiarias impulsadas por EE.UU. han hecho que se escuche mejor el mensaje pacifista de Irán.

El portavoz jefe de las Fuerzas Armadas de Irán, el general Seyed Masud Yazayeri, ha afirmado hoy jueves que la República Islámica ha demostrado su seriedad en la lucha contra el terrorismo y los patrocinadores de este flagelo en Oriente Medio.

En referencia implícita al cambio de postura de Turquía sobre la situación en Irak y Siria, el militar persa ha aducido que algunos países de la zona comprendieron que recurrir a las acciones terroristas y cooperar con Estados Unidos no favorece de ninguna manera a sus intereses nacionales.

“Sin duda alguna, los logros de Bagdad y Damasco en la lucha contra el terrorismo y en las guerras subsidiarias, impulsadas por EE.UU., hicieron que se escuche mejor el mensaje pacifista de la República Islámica de Irán”, ha recalcado.

Para el general Yazayeri solo los sirios e iraquíes pueden determinar el destino de su patria, y todos los países vecinos deben respetar las decisiones de ambas naciones que se han convencido de que la mejor medida para poner fin a la crisis es “apoyar el Gobierno legítimo y mantenerse unidos”.

En cuanto a la celebración del referéndum secesionista en la región semiautónoma del Kurdistán iraquí y los efectos que tendrá sobre los países de la región, ha reiterado la postura de Teherán al respecto: “Irán lo considera como una parte de la política de Estados Unidos para desintegrar  los países de la región”, ha concluido.

Sin duda alguna, los logros de Bagdad y Damasco en la lucha contra el terrorismo y en las guerras subsidiarias, impulsadas por EE.UU., hicieron que se escuche mejor el mensaje pacifista de la República Islámica de Irán”, indica el general Seyed Masud Yazayeri, portavoz jefe de las Fuerzas Armadas de Irán.

 

Los kurdos iraquíes, azuzados por EE.UU. y ciertos países de la región, planean separarse del Gobierno central de Bagdad y formar su propio Estado. El Gobierno de Bagdad tacha de “inconstitucional” esta propuesta y advierte de que tal medida podría perjudicar a todo el país. Teherán, por su parte, asegura que el desmembramiento de Irak favorecería ‎sólo a EE.UU. y al régimen de Israel, entre otros enemigos del país árabe.

Desde el inicio de las crisis de Irak y Siria, la República Islámica de Irán ha apoyado a los Gobiernos y los pueblos de ambos países vecinos y les ha ofrecido asesoría militar en el combate contra el terrorismo. Tanto Bagdad como Damasco agradecen el apoyo de Teherán y confirman que se basa en solicitudes que presentaron a Irán en beneficio de la erradicación del terrorismo.

msm/ncl/rba