Irán convoca a representante francés por insultos al profeta del Islam

  • La sede de la Cancillería de Irán en Teherán, la capital.
Irán convoca al encargado de negocios de Francia en Teherán en protesta a la insistencia del Gobierno francés en apoyar a los insultos al Profeta del Islam.

Este martes, en protesta por la insistencia de las autoridades francesas en apoyar la publicación de caricaturas insultantes sobre el Profeta del Islam, el Hazrat Muhamad (la paz sea con él), Florent Aydalot, encargado de negocios de la embajada de Francia en Teherán, capital iraní, en ausencia del embajador de este país fue convocado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán.

Durante el encuentro, el director general adjunto de Asuntos de Europa de la Cancillería iraní ha condenado las “inaceptables” acciones de las autoridades francesas que han herido los sentimientos de millones de musulmanes en Europa y el mundo.

“Es profundamente lamentable incitar la islamofobia y la propagación del odio en nombre de la libertad de expresión, que debe servir a la comunicación, la empatía y la convivencia pacífica entre las sociedades humanas”, ha manifestado el responsable iraní.

El responsable iraní también ha denunciado “la reacción irracional” de las autoridades francesas ante las acciones de los extremistas que recurren a la violencia en nombre del Islam, considerando que tales posiciones conducen al crecimiento de tendencias desviadas e inconsistentes con esta religión divina que siempre enfatiza en la tolerancia, el racionalismo, la paz y la justicia.

El encargado de negocios de la embajada de Francia prometió, a su vez, transmitir lo antes posible la protesta de la República Islámica de Irán a este respecto a las autoridades de su Gobierno.

La publicación de controvertidas caricaturas del Profeta del Islam en la revista satírica gala Charlie Hebdo generó el pasado septiembre una gran ola de críticas entre los musulmanes de todo el mundo.

La indignación se vio agravada por los recientes comentarios del presidente francés Emmanuel Macron, en defensa a los mencionados insultos bajo el pretexto de “la libertad de expresión”. El mandatario galo, en el homenaje realizado el miércoles pasado al profesor Samuel Paty, decapitado por un joven checheno, tras mostrar una de esas caricaturas en una clase, dijo que no iba a “renunciar a la publicación de las caricaturas” y urgió a “combatir el separatismo islamista” y a “estructurar el Islam” en Francia.

Los pueblos y los gobiernos de varios países islámicos desde Irán, Turquía y Kuwai hasta Jordania, Catar y Paquistán han condenado la publicación de dichas caricaturas, y han advertido a las autoridades galas de que están contribuyendo a la “incitación del odio” en el país europeo.

tmv/ktg/fmk/mkh