Irán desarticula un grupo terrorista apoyado por EEUU

  • El comandante de la Policía Fronteriza de Irán, el general de brigada Qasem Rezai.

    El comandante de la Policía Fronteriza de Irán, el general de brigada Qasem Rezai.

Guardias fronterizos iraníes desmantelaron un grupo terrorista apoyado por EE.UU. que intentaba infiltrarse en el territorio persa a través de las fronteras entre la provincia de Sistán y Baluchistán (sureste) y Paquistán.

«Ayer (viernes) por la noche un grupo terrorista, cuyos miembros trataban de cruzar la frontera para crear inseguridad y llevar a cabo actos de sabotaje, fueron detenidos por los guardias fronterizos», ha anunciado este sábado el comandante de la Policía Fronteriza de Irán, el general de brigada Qasem Rezai.

Tras investigaciones e interrogativos nos dimos cuenta de que esta célula, en el marco de los objetivos de la hegemonía mundial, encabezada por EE.UU., buscaba perpetrar actos terroristas en varias ciudades como Zahedan (en Sisitán y Baluchistán) Bam y Kerman (ambas en la provincia central de Kerman)”, ha detallado Rezai.

De acuerdo con Rezai, varios terroristas murieron abatidos en los enfrentamientos y otros tres, dos de ellos de nacionalidad paquistaní, fueron detenidos, mientras un militar iraní cayó mártir.

“Tras investigaciones e interrogativos nos dimos cuenta de que esta célula, en el marco de los objetivos de la hegemonía mundial, encabezada por EE.UU., buscaba perpetrar actos terroristas en varias ciudades como Zahedan (en Sisitán y Baluchistán), Bam y Kerman (ambas en la provincia central de Kerman)”, ha detallado.

Guardias fronterizos iraníes.

 

El funcionario militar ha afirmado que tres armas de fuego y una gran cantidad de municiones han sido confiscadas a los terroristas, aunque varios de los terroristas pudieron fugarse.

Tras lamentar que esa banda terrorista haya sido entrenada en Paquistán, Rezai ha pedido a Islamabad que adopte serias medidas para garantizar la seguridad en sus fronteras con Irán.

Otro grupo terrorista apoyado por extranjeros fue desarticulado el pasado febreroen una operación conjunta de la Policía, el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI) y el Ministerio de Inteligencia.

Desde hace más de un año, la provincia de Sistán y Baluchistán, fronteriza con Paquistán, es blanco de ataques esporádicos perpetrados por terroristas llegados de territorio paquistaní, y cuyo objetivo es provocar divergencias étnicas y religiosas entre sus residentes.

En uno de los más recientes casos, el pasado abril, ocho guardias fronterizos iraníes murieron a manos de los terroristas.

En reacción a la ola de ataques terroristas, Teherán pidió a Islamabad que se responsabilice de sus fronteras y las vigile.

kaa/ctl/mrk