‘Irán fabricará cualquier misil, salvo los de capacidad nuclear’

  • El ensayo del misil balístico de medio alcance Qiam, de fabricación iraní

    El ensayo del misil balístico de medio alcance Qiam, de fabricación iraní

El asesor del Líder de la Revolución Islámica de Irán para Asuntos Internacionales, Ali Akbar Velayati, ha dejado claro este martes que el país persa no modificará sus políticas respecto a la capacidad defensiva.

“Digo claramente que Irán nunca dará marcha atrás en su postura defensiva y fabricará cualquier tipo de misil en el marco de sus intereses (excepto los de capacidad nuclear), ya sean misiles de corto alcance o de largo alcance”, ha afirmado.

Digo claramente que Irán nunca dará marcha atrás en su postura defensiva y fabricará cualquier tipo de misil en el marco de sus intereses (excepto los de capacidad nuclear), ya sean misiles de corto alcance o de largo alcance”, ha afirmado Velayati.

Velayati ha reiterado que independientemente de que el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) tenga éxito o no, Teherán no permitirá a ningún país que intervenga en sus asuntos internos y decida a qué tipo de armas Irán puede tener acceso.

El asesor del Líder de la Revolución Islámica de Irán para Asuntos Internacionales, Ali Akbar Velayati.

 

Amén de destacar la autosuficiencia del país en la fabricación de armas, el excanciller persa ha puntualizado que Irán nunca permitirá inspecciones a sus sitios militares.

Velayati ha hecho énfasis en la naturaleza pacífica de las actividades nucleares de Irán precisando que la construcción de bombas atómicas está prohibido según una fatwa (decreto religioso) del Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

En otra parte de sus palabras, ha dicho que las políticas de Irán tampoco cambiarán y Teherán seguirá apoyando a los pueblos de Irak, Siria, El Líbano y Yemen.

Según el también secretario general de la Asamblea Mundial del Despertar Islámico, las sanciones no obligaron a Irán a sentarse en la mesa de diálogo, tal y como alega el Occidente, y que el fin de las conversaciones nucleares se debe a la resistencia de los iraníes.

Ayer lunes, los 15 miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) aprobaron por unanimidad el levantamiento de las sanciones antiraníes.

La conclusión de los diálogos nucleares ha recibido el beneplácito de gran parte de las naciones del mundo, desde Asia-Pacífico y Oriente Medio, hasta América Latina. Sin embargo, se oponen el régimen de Israel y los diputados republicanos estadounidenses.

kaa/ktg/mr