Islam: Palabras del Imam en la tarde de “Tasu’ah” (noveno día de Muharram)

Traducción: Zohre Rabbani

Colaboración: Masuma Assad de Paz

Extraido del libro: Palabras del Imam Husain Ibn Ali (la paz sea con él)

desde Medina hasta Karbalá de Ayatullah Muhammad sadiq Naymi

اِنِّى رَاءَيْتُ رَسُولَاللّه صلّى اللّه عليه و آله فِى الْمَنامِ فَقالَ لِى 
اِنَّكَ صائِرٌ اِلَيْنا عَنْ قَريبٍ … اِرْكَبْ بِنَفْسِى اَنْتَ يا اَخِى حَتّى تَلْقاهُمْ
فَتَقُولَ لَهُمْ ما لَكُمْ وَما بَدَاءَ لَكُمْ وَتَسْاءَلُهُمْ عَمَّا جاءَ بِهِمْ 
اِرْجِعْ اِلَيْهِمْ فَاِنْ اسْتَطَعْتَ اَنْ تُؤَخِّرَهُمْ اِلى غُدْوَةٍ 
وَتَدْفَعَهُمْ عَنَّا الْعَشِيَّةَ نُصَلِّى لِرَبِّنَا اللَّيْلَةَ وَنَدْعُوهُ
وَنَسْتَغْفِرَهُ فَهُو يَعلَمُ اَنِّى اُحِبُّ الصَّلوةَ
وَتِلاوَةَ كِتابِهِ وَكَثْرَةَ الدُّعاءِ وَاْلا سْتِغْفارِ

Explicación de Vocablos

Ssa-er: de la raíz ssara iassuru, quien regresa. Se dice: retornó su cara hacia mí. 

Quduah: comienzo de la mañana.

‘Ashiah: noche.

Explicación y traducción

Según Tabarí y otros, a la tarde del día jueves, el noveno día de Muharram, ‘Umar Saad dio la orden de atacar.

El Imam Husain (la paz sea con él), a esa hora, afuera de su tienda, se había inclinado hacia su espada y un liviano sueño se apoderó de él.

Cuando Zainab al Kubrah (la paz sea con ella), oyó la voz del ejército de ‘Umar Ibn Saad, se acercó al Imam diciendo: “Hermano, el enemigo se está acercando a las tiendas”. El Imam levantó su cabeza y dijo: “Ya he visto a mi abuelo, el enviado de Dios en el sueño que me dijo: “Hijo mío, ciertamente que pronto regresarás hacia nosotros…”. 

Luego, el Imam dijo a su hermano Abal Faddl: “Que mi vida se sacrifique por ti, oh hermano, monta tu caballo, visítalos y pregúntales cuáles son sus objetivos.

Según la orden del Imam, su hermano Abal Faddl, acompañado por veinte personas, entre quienes se encontraba Zuhair Ibn Qain y Habib Ibn Mazaher, se dirigió hacia el enemigo para hacerles las preguntas.

La hueste de ‘Umar Ibn Saad le respondió: “Ya ha llegado una orden reciente del comandante (Ibn Ziad), que vosotros debéis hacer el juramento de fidelidad. De lo contrario, ya entraremos en guerra”. 

Abal Faddl Abbas regresó y le comentó al Imam lo conversado. El Imam le respondió: “Regresa hacia ellos y si puedes pídeles una noche de plazo para que nosotros esta noche nos dediquemos a la oración, al pedido de perdón y a la confidencia con Dios, Altísimo. Pues sólo Dios sabe que yo amo la oración, la recitación de su libro, la abundancia de la súplica y el pedido de perdón.

Abal Faddl regresó y pidió una noche de plazo. ‘Umar Ibn Saad- que vacilaba en la aceptación del pedido del Imam-, consultó con los comandantes de su ejército y uno de ellos llamado, Amr Ibn Hayyay dijo: “Subhanallah, glorificado sea Dios, si los turcos y los Deilam (no musulmanes) hubieran pedido una noche de plazo tendrías que aceptar, entonces, ¡¿cómo no vas a aceptar la propuesta de ellos (Imam Husain y Abbas), que son ellos hijos del Profeta?!”.

Queis Ibn Ash-as, otro comandante dijo: “Mi opinión es que también se debe aceptar su propuesta, puesto que no es para retroceder del frente de guerra ni para cambiar la decisión”. 

Luego de mucha discusión, ‘Umar Ibn Saad le dijo: “Esta noche les daremos tiempo, si se someten y aceptan la orden del Amir Ibn Ziad los llevaremos hacia él, de lo contrario, la guerra determinará su destino”.

De este modo, en la noche de Ashura, se le dio el plazo.

La importancia de la oración

Del pedido del Imam Husain (la paz sea con él) podemos deducir el grado de importancia que él le otorgaba a la oración,súplica y lectura del Corán; al punto de solicitar a su vil enemigo una noche de plazo para hablar con Dios. ¡Y cómo no va a ser así, si la venida del Imam fue para revivir y difundir el Corán y sus consignas! Y esta es una lección para cada pueblo que se levanta en nombre de Dios.

Y es por ello que en la salutación al Imam decimos, “…Y yo atestiguo que tú has reivindicado la oración, pagado el zakat, has ordenado el bien, has prohibido el mal y has obedecido a Dios y Su enviado hasta el momento de tu martirio”.

Palabras del Imam Husain (la paz sea con él) en la noche de Ashura

اُثْنِى عَلَى اللّه اَحْسَنَ الثَّناءِ وَاَحْمَدُهُ عَلَى السَّرّاءِ وَالضَّراءِ
اَللّهُمَّ اِنِّى اَحْمَدُكَ عَلى اَنْ اَكْرَمْتَنا بِالنُّبُوُّةِ
وَعَلَّمْتَنا الْقُرْآنَ وَفَقَّهْتَنا فِى الدِّينِ وَجَعَلْتَ لَنا اَسْماعاً وَاَبْصاراً وَاَفْئِدَةً
وَلَمْ تَجْعَلنا مِنَ الْمُشْرِكِينَ. اَمَّا بَعْدُ 
فَاِنِّى لا اَعْلَمُ اَصْحاباً اَوْلى وَلا خَيْراً مِنْ اَصْحابِى
وَلا اَهْلَبَيْتٍ اَبَرَّوَ لا اَوْصَلَ مِنْ اَهْلِ بَيْتىِ
فَجَزاكُمُاللّهُ عَنِّى جَميعاً خَيْراً 
وَقَدْ اَخْبَرَنِى جَدّى رَسُولُاللّه صلّى اللّه عليه و آله بِاءنّى سَاُساقُ اِلَى الْعِراقِ
فَاَنْزِلُ اَرْضاً يُقالُ لَها عَمُورا وَكَرْبَلا وَفيها اُسْتَشْهَدُ
وَقَدْ قَرُبَ الْمَوعِدُ
اَلا وَانِّى اَظُنُّ يَوْمَنا مِنْ هؤُلاءِ اْلاَعْداءِ غَداً
وَانِّى قَدْ اَذِنْتُ لَكُمْ فَانْطِلقُوا جَميعاً فى حِلّ لَيْسَ عَلَيْكُمْ مِنِّى ذِمامٌ
وَهذااللّيلُ قَدْ غَشِيَكُمْ فَاتَّخِذُوهُ جَملاً وَلِيَاءْخُذْ كُلُّ رَجُلٍ مِنْكُمْ بِيَدِ رَجُلٍ مِنْ اَهْلِبَيْتِى
فَجَزاكُمُاللّه جَمِيعاً خَيْراً وَتَفَرَّقُوا فى سَوادِكُمْ
وَمَدائِنِكُم فَاِنَّ الْقَوْم اِنَّما يَطْلُبُونَنى
وَلَوْ اَصابُونى لَذَهَلُوا عَنْ طَلَبِ غَيْرى
حَسْبُكُمْ مِنَ الْقَتْلِ بِمُسْلِمٍ اِذْهَبُوا قَدْ اَذِنْتُ لَكُم
((… اِنِّى غَداً اُقْتَلُ وَكُلُّكُمْ تُقْتَلُونَ مَعِى 
وَلا يَبْقى مِنْكُمْ اَحَدٌ حَتَّى الْقاسِمِ وَعَبْدِاللّه الرَّضيع

Explicación de vocablos

Sarra’: comodidad y bienestar

Darra’: problemas y aflicciones

Af’idah: pl. fuad: corazones

Abarra: mejor, más devoto, más timorato

Ausala: quien tiene mejor trato con sus parientes y allegados

Usaqu: voz pasiva de la raíz saqa, fuese arrastrado

Hal: levantar el pacto

Dhemam: pacto, compromiso

Suad: habitable

Madaen: (pl. madinah), ciudades

Assabahu: se apoderó de él

Dhahala: lo abandonó, lo olvidó

Traducción y explicación

El Imam Husain (la paz sea con él), al anochecer del día de tasu’ah (o después de la oración del mugrib), y luego de que su propuesta del plazo fuese aceptada por el enemigo, se paró entre sus fieles y disertó el siguiente sermón: 

“Alabo a Dios con las mejores alabanzas, y le agradezco tanto en el bienestar como en las aflicciones. Oh Dios mío, yo te alabo, porque nos has agraciado con la profecía y nos has enseñado el Corán y nos has hecho entender en profundidad la religión y nos has dispuestooídos (receptores de la verdad) y ojos (observadores de la verdad) y corazones (iluminados).

Y no nos has contado entre los asociadores. 

Amma ba’d, ciertamente que yo no conozco discípulos superiores y mejores a mis discípulos ni familia más fiel y veraz que mi familia. Que Dios os recompense a todos con sus mejores recompensas. Ciertamente que mi abuelo, el enviado de Dios, me había anunciado que pronto seré trasladado (compulsivamente, arrastrado) a Irak y me detendré en una tierra llamada Amurá y allí mismo martirizaré. Y ciertamente que lo prometido está cerca. 

Sabed que, en mi opinión, mañana comenzará su guerra contra nosotros y ya vosotros estáis libres. Yo los libero del juramento que han hecho conmigo. Aprovechad la oscuridad de la noche y cada uno de vosotros tomad la mano de uno de mis familiares y regresen a sus tierras y así salvarán vuestras vidas también. Puesto que esta gente me está persiguiendo a mí y si me agarran, no molestarán a otros.

Pido a Dios que os otorgue las mejores recompensas”.

La última prueba

El Imam Husain (la paz sea con él) fue quien, durante el camino desde Medina a Karbala, y en reiteradas ocasiones, había anunciado su martirio y había dejado libres a sus fieles para que se fueran en la noche de Ashura y como última prueba, planteó el tema nuevamente. El resultado de esta prueba fue la elogiable y extraordinaria reacción de los compañeros del Imam, quienes, individualmente, han expresado su fidelidad con bellas frases y han anunciado su resistencia hasta sus últimas gotas de sangre y, de este modo, salieron victorios de esta difícil prueba.

He aquí, algunas respuestas de sus fieles y de su excelsa familia.

• La primera persona que, luego de su sermón, comenzó a hablar, fue su hermano Abbas Ibn Ali (la paz sea con él). Él dijo: “Ojalá jamás suceda que un día te dejemos y nos retiremos”. 
• Luego, los jóvenes de Bani Hashem expresaron hermosas frases de lealtad. En este momento el Imam miró a los hijos de Muslim Ibn Aquil y les dijo: “el martirio de Muslim, para vosotros, ya es suficiente. Yo os permito regresar”.

Ellos respondieron: “¿Qué excusa podemos tener para dejar a nuestro Imam y guía? No, por Dios, jamás haremos esto. Por el contrario, sacrificaremos todo lo que tenemos: nuestra riqueza, nuestras vidas y la de nuestros hijos en tu camino y lucharemos a tu lado hasta el último momento”.

• Otra persona que se levantó fue Muslim Ibn Ausaye, quien expresó: “Por Dios que no me separaré de ti, hasta no poner mi lanza en el pecho de tus enemigos, y lucharé contra ellos mientras tenga la espada en mi mano. Y si no tengo armas, seguiré luchando con piedras hasta martirizar.
• Otro de los fieles del Imam, llamado Saad Ibn Abdullah dijo: “Por Dios que jamás te dejaremos, para poder, luego, afirmar ante Dios que hemos seguido la recomendación del Profeta respecto a ti. Por Dios, si supiera que setenta veces sería matado; y mi cuerpo, quemado; y mi polvo desparramado y luego, sería resucitado, seguiría auxiliándote. ¡Qué, entonces, sabiendo que la muerte no es más que una vez y luego estaré bajo la infinita gracia de Dios!
• Zuhair Ibn Qain dijo: “Iabna rasulillah: por Dios que quisiera morir en tu camino mil veces, luego volver a la vida y nuevamente morir. También tendría la ilusión de que con mi martirio, tú o uno de estos jóvenes de Bani Hashem, salven la vida.
• En estos momentos le llegó al Imam la noticia de que el enemigo había hecho prisionero al hijo de Muhammad Ibn Bashir Hazrami (uno de los fieles del Imam). El Imam le dijo: “Tú estás libre, esfuérzate para liberar a tu hijo”. Muhammad Ibn Bashir dijo: “Por Dios, que jamás te dejaré, incluso, si los animales feroces de los desiertos me hicieran pedazos”. El Imam le ofreció unas ropas valiosas para que entregue a unas personas para que liberen a su hijo”. 

Luego de que el Imam Husain observó esta cálida y benevolente reacción de sus fieles y familiares, suplicó por ellos y, expresamente, les dijo: “Ciertamente que mañana yo seré mártir, y todos vosotros, incluido Qasem y mi niño lactante serán mártires”. 

Todos los fieles al escuchar estas palabras, juntos dijeron: “Nosotros, estamos agradecidos a Dios de haber sido honrados para apoyarte y que nos haya engrandecido y ennoblecido con el martirio junto a ti. Oh, hijo del enviado de Dios, ¿acaso no debemos estar felices en el paraíso?”.

Según lo transmitido por Jaraey Ravandi, el Imam, corrió la cortina del mundo angelical que estaba frente a sus ojos, y cada uno de ellos observó su lugar en el paraíso y las mercedes que Dios les había preparado para ellos.

Otra epopeya en palabras del Imam Husain 

(La paz sea con él)

وَاللّهِ لَقَدْ بَلَوْتُهُمْ فَما وَجَدْتُ فيهِمِ اِلاّ الا شْوَسَ الاَقْعَسَ يَسْتَاءْنِسُونَ بِالْمَنِّيَةِ دُونى اِسْتِيناسَ الطِّفْلِ اِلَى مَحالِبِ اُمِّهِ

Explicación de vocablos: 

Balautu: de la raíz bala iablu, significa “he probado”.

Ashuas: caballero, valiente, bizarro.

Aq’as: firme.

Estinas: un fuerte apego y amor.

Mahaleb: pl. de mahlab, pechos.

Traducción y explicación

Relata el difunto Muqarram que la noche de Ashura el Imam se alejó de las carpas. Nafe’ Ibn Hilal, uno de los compañeros se le acercó y le preguntó por la causa de su partida, diciéndole: “Oh hijo del enviado de Dios, vuestro acercamiento a la hueste de este hombre rebelde, en esta noche me ha preocupado y atemorizado mucho”.

El Imam le respondió: “He venido a inspeccionar las elevaciones, cuevas y guaridas para para prevenir que los enemigos se escondan en estos lugares y que estén al acecho”.

Luego, el Imam, mientras sostenía la mano de Nafe’ dijo: “Esta, por Dios, es una promesa que no será contradecida”, queriendo decir: “esta es la noche prometida”. Luego, el Imam señaló unas cadenas de montañas que se veían de lejos bajo la luz de la luna y dijo: “¿No quieres refugiarte en esta noche osura en estas montañas y salvarte de la muerte?”. Luego, Nafer’ se agachó a los pies del Imam diciendo: “Que mi madre haga duelo por mí. Yo compré esta espada a mil derhames y también compré mi caballo a mil derhams. Por aquel Dios, que me ha agraciado con mi amor hacia ti, no me separaré de ti a no ser que esta espada sea floja y este caballo esté harto de cansancio”.

Muqarram sigue relatando de Nafe’: “El Imam, luego de ver los desiertos a los alrededores, volvió hacia las carpas y entró a la tienda de Zainab al Kubra mientras que yo estaba custodiando afuera. Zainab (la paz sea con ella) dijo: ‘Hermano, ¿acaso has probado a tus fieles y has comprobado su grado de perseverancia y resistencia? ¡No vaya a ser que en el momento más difícil se vayan y te dejen solo con el enemigo!’.

El Imam, en su respuesta dijo: “Por Dios que los he probado y no encontré más que valiente guerrero y bizarro y de plena firmeza y perseverancia. Ellos están deseosos de ser martirizados a mi lado, al igual que el niño desea el pecho de su madre”.

Nafe’ dice: “Al oír esta pregunta y esta respuesta, se me cerró la garganta por la congoja. Volví hacia Habib Ibn Mazaher y le comenté lo que había oído. Habib dijo: “Por Dios que si no fuese que tenemos que esperar la orden del Imam, esta misma noche los hubiéramos atacado”. Dije: “Oh, Habib, en este mismo momento el Imam está en la carpa de su hermana y es posible que haya mujeres y niños allí también. Lo mejor sería que tú te acerques a esa tienda junto a un grupo de compañeros y renueven su juramento de fidelidad para infundir más tranquilidad a los corazones de las mujeres”.

Habib convocó, en voz alta, a los fieles del Imam. Todos salieron. Habib les dijo a los jóvenes de Bani Hashem: “Os pido que regresen a sus tiendas para descansar y adorar a Dios”.

Luego, comentó lo sucedido al resto de los discípulos que no eran de Bani Hashem. Todos dijeron: “Juramos por aquel Dios que nos ha agraciado y nos dio el honor de estar aquí, junto a nuestro Imam, si no hubiéramos tenido responsabilidad de esperar la orden del Imam para atacar, ya hubiéramos atacado, inmediatamente, al enemigo. Oh Habib, ten tu corazon seguro y no te preocupes”. Habib Ibn Mazaher, mientras suplicaba para ellos les sugirió acercarse a la tienda de Zainab (la paz sea con ella).

Cuando llegaron, Habib se dirigió a las mujeres de Bani Hashem y les dijo, en voz alta: “Oh, hijas del Profeta y gente de la casa del enviado de Dios, ellos son jóvenes que se sacrifican por vosostros y éstas son sus espadas afiladas y todos han jurado a Dios que estas espadas no volverán a su vaina, excepto luego de haber sido puestas en el cuello de sus enemigos. En estos momentos unas de las mujeres respondió: “Oh, inmaculados: apoyad a las hijas del enviado de Dios (descendencia del profeta) y mujeres de la familia del Príncipe de los creyentes”. Ellos, al oir esta voz, se echaron a llorar en voz alta y regresaron a sus tiendas. 

“Oh, mártires de Karbalá, que mi madre y padre se sacrifiquen por vosotros. Fueron venturosos y felices, y feliz es la tierra que os albergó. Y habéis sido victoriosos, y fue una gran victoria”.

(Párrafo de la ziarah al Imam Husain)

Poesía del Imam Husain (la paz sea con él) y su último testamento a las hermanas y su familia la noche anterior a los sucesos de Ashura

یا دَهرُ اُفّ لَکَ مِن خَلیلِ

کَم لَکَ بِالاِشراقِ وَ الاَصیـلِ

مِن طالب وَ صاحِب قَتیل

وَ الدَّهرُ لا یَقنَــــعُ بِالبَـــدیلِ

و کُلُّ حَیٍّ سالِکٍ سَبیل

ما اَقربَ الوَعدُ اِلَی الرَّحیــلِ

وَ اِنَّما الاَمرُ اِلَی الجَلیـــــــلِ

یا اُخْتاهُ تَعَزّى بِعَزاءِا للّه
وأعلمى أنَّ اَهْلَ الاَرْضِ یَمُوتُونَ وَاَهْلَ السَّماءِ لا یَبْقُونَ
وَأنَّ كُلَّ شَىْءٍ هالِكٌ اِلاّ وَجْهَ اللّه الذَّى خَلَقَ الاَرْضَ بِقُدرَتِهِ
وَیَبْعَثُ الْخَلْقَ فَیَعُودُونَ وَهُوَ فَرْدٌ وَحْدَهُ اَبى خَیْرٌ مِنّى
وَاُمّى خَیْرٌ مِنِّى وَاَخِى خَیْرٌ مِنِّى وَلِىَ وَلَهُمْ
وَلِكُلِّ مُسْلِمٍ بِرَسُولِاللّهِ اُسْوَةٌ … 
یا اُخْتاه یا اُمَّ كُلْثُومَ یا فاطِمَةُ یا رَبابُ
انظرنْ اِذا قُتِلْتُ فَلا تَشْقُقْنَ عَلَىَّ جَیْباً
وَلا تَخْمُشْنَ وَجْهاً وَلا تَقُلْنَ هَجْراً

Explicación de los vocablos

Ishráq: salida del sol, comienzo de la salida del sol.

Asil: momento del crepúsculo.

Ssaheb: ayudante, amigo.

Táleb: buscador

Badil: a cambio de….

Ta’addab: tuvo paciencia y tolerancia.

Usuah: modelo.

Tashquqna: de la raíz shaqqah, romper algo. Tashquqna significa rasgarse las vestiduras.

Yaib: parte superior de la ropa, escote.

Jamshu uayhen: rasguñarse el rostro. 

Hayr: delirio, decir palabras inadecuadas.

Se transmite del Imam Sayyad (la paz sea con él y su descendencia): “En la noche de Ashura mi padre estaba sentado en la carpa con algunos de los compañeros y Youn, el sirviente de Abu Dar, estaba preparando la espada. El Imam en este momento estaba cantando y recitando algunos poemas que decían:

“Oh mundo, uf a la amistad contigo. ¡Cuántos de tus amigos y buscadores matas por las mañanas y tardes!

Y, aún con el cambio, no quedas conforme. Ciertamente que las obras dependen de Dios, Majestuoso. Y cada persona viva, es transeúnte de este camino”.

El Imam Sayyad (la paz sea con él) continúa: “A partir de estas estrofas, entendí que el objetivo del Imam era anunciar su muerte y martirio. Mis ojos se llenaron de lágrimas pero me contuve de llorar. Mi tía Zainab- que estaba sentada junto a mi lecho- al oírlas, esperó que los compañeros del Imam salieran para entrar a la tienda y luego le dijo: ‘Ay de mí, ojalá hubiera muerto y no hubiera presenciado este día. Oh, legado de mis antepasados y refugio de los que permanecen: es como si hoy hubiera perdido a todos mis seres queridos juntos y esto me revive a mí la pérdida de mi padre Ali, de mi madre Fátima Zahrá y de mi hermano Hasan (la paz de Dios sea con todos ellos). El Imam (la paz sea con él) consoló a su hermana recomendándole paciencia y tolerancia, diciendo: “Oh, querida hermana, dirígete hacia el camino de la paciencia y entereza. Sabe que toda la gente del mundo muere, tampoco los habitantes de los cielos quedarán y, ciertamente, toda cosa perecerá, excepto Dios, Quien ha creado a la Tierra con su poderío, resucitará a las criaturas y regresarán, Dios es Uno y Único. 

Mi padre fue mejor que yo, mi madre fue mejor que yo; y mi hermano fue mejor que yo; y todos ellos se apresuraron hacia la otra vida. El enviado de Dios es el mejor modelo para mí, para ellos y para cada musulmán”. Luego, agregó: “Oh, querida hermana (Zainab), oh Um Kulzum (otra de sus hermanas), oh Fátima (su hija), oh Rabab (su esposa y madre de Ali Asgar), luego de mi martirio no rasguen sus vestiduras ni rasguñen sus rostros y no expresen ninguna palabra que no se espere que ustedes digan”.

El Imam recita el Corán noche de Ashura

وَلاَ يَحْسَبَنَّ الَّذِينَ كَفَرُواْ أَنَّمَا نُمْلِي لَهُمْ خَيْرٌ لِّأَنفُسِهِمْ إِنَّمَا نُمْلِي لَهُمْ لِيَزْدَادُواْ إِثْماً وَلَهْمُ عَذَابٌ مُّهِينٌ (178) مَّا كَانَ اللّهُ لِيَذَرَ الْمُؤْمِنِينَ عَلَى مَا أَنتُمْ عَلَيْهِ حَتَّىَ يَمِيزَ الْخَبِيثَ مِنَ الطَّيِّبِ وَمَا كَانَ اللّهُ لِيُطْلِعَكُمْ عَلَى الْغَيْبِ وَلَكِنَّ اللّهَ يَجْتَبِي مِن رُّسُلِهِ مَن يَشَاءُ فَآمِنُواْ بِاللّهِ وَرُسُلِهِ وَإِن تُؤْمِنُواْ وَتَتَّقُواْ فَلَكُمْ أَجْرٌ عَظِيمٌ (179)

“Que aquéllos que no creen, no piensen que si les damos un plazo es para su bien. En verdad, les concedemos un plazo para que acumulen malas acciones. Para ellos hay un castigo humillante.

Dios no va a dejar a los creyentes en el estado en el que os encontráis, sin separar al malo del bueno, ni va Dios a mostraros lo que está oculto a los sentidos, pero Dios escoge de entre sus profetas a quien Él quiere. Así pues, cree en Dios y en sus mensajeros. Si creéis y teméis, tendréis una recompensa inmensa”. (Corán, 3: 178 y 179)

Explicación de los vocablos

Ihsabanna: de la raíz hasiba, ihasibu, imaginar.

Numli: de la raíz emlá, que significa damos plazo, atrasamos.

Muhin: humillante.

Iadharu: de la raíz uadhara. Abandona.

Iamiz:u: de la raíz maiaz:ah, que significa separa.

Interpretación 

La noche previa a los sucesos de Ashura, entre las carpas del Imam Husain, había un extraordinario movimiento y entusiasmo. Uno preparaba su arma; otro adoraba a Dios, recitando confidencias; otro entonaba el Corán. Los relatores cuentan que se oían de las carpas ruidos como si fuesen abejas, entre los que rezaban parados y los que rezaban sentados, los que hacían genuflexiones y los que se prosternaban en la oración.

Relata Ddahhak Ibn Abdullah Mushriquí: “Aquella noche, todo el tiempo, un grupo de las huéstes de Omar Saad, montado a caballo, venía atrás de las carpas del Imam Husain (la paz sea con él) para controlar. Uno de ellos escuchó al Imam recitar estas palabras y se dio cuenta de que era él, entonces dijo: “Por Dios que estas buenas personas a las que la aleya se refiere somos nosotros a quienes Dios nos separó de vosotros”.

Burair, uno de los compañeros del Imam, se le acercó y le contestó: “Oh, hombre corrupto, Dios te puso en la fila de los impuros, vuelve hacia nosotros y arrepiéntete de este gran pecado porque juro a Dios que nosotros somos los purificados”. El hombre, burlando, dijo: “Y yo soy testigo de ello”. Luego, regresó a su gente.

La escena de la prueba

El Imam (la paz sea con él), a través de la elección de estas aleyas entre todas las aleyas del Corán, en la noche de Ashura y en esas especiales condiciones, quiso explicar la situación de los dos grupos que estaban enfrentados. 

La primera aleya explica la filosofía de la aparente superioridad del grupo opresor y criminal, que no deben ser causa de tristeza y desánimo para los creyentes, pues este triunfo es provisorio y es sólo un plazo de parte de Dios para que el grupo opresor pueda mostrar su esencia de mejor forma, entrando, así, en una mayor corrupción y pecado.

Ésta es una oportunidad táctica. Cualquier grupo, gobierno y persona que emplee un método opresor es un ejemplo de esta ley divina y debe prepararse para el día en que el castigo de Dios lo abarque de la peor manera.

Pero, la segunda aleya explica que, si las personas, alguna vez, pasan por aflicciones e infortunios y, aparentemente, se enfrentan con la frustración y fracaso, también es para ser probados, para que los puros se separen de los impuros y los buenos de los malos.

Este tema no se limita a la escena de Ashura y el desierto de Karbalá que -en todas sus dimensiones- fue una de las pruebas más grandes de la historia de la humanidad, sino que toda la historia y todo el mundo, con su grandeza es una prueba para todos los seres humanos, puesto que “Cada día es Ashurá y cada tierra es Karbalá”.

El mundo, cárcel del creyente: palabras del Imam a sus compañeros

صَبْراً يا بَنِي الكِرامِ فَمَا الْمَوتُ اِلاّ قَنْطَرَةٌ تَعْبُرُ بِكُمْ عَنِ الْبُؤْسِ وَالضَّرَّاءِ اِلَي الْجِنانِ الواسِعَةِ وَالنِّعَمِ الدّائمةِ فَاَيُّكُمْ يَكْرَهُ اَنْ يَنْتَقِلَ مِنْ سِجْنٍ اِلي قَصْرٍ وَما هُوَ لاِعْدائِكُمْ اِلاّ كَمَنْ يَنْتَقِلُ من قَصْرٍ اِلي سِجْنٍ وَعَذابٍ اِنَّ اَبِي حَدَّثَّني عَنْ رَسُولِ اللَّهِ اِنَّ الدُّنْيا سِجْنُ الْمُؤمِنِ وَجَنَّةُ الْكافِر والْمَوْتُ جِسْرُ هُؤُلاءِ اِلي جِنانِهِمْ وَجِسْرُ هؤلاءِ اِلي جَحيمِهِمْ ما كُذِبْتُ وَلا كَذِبْتُ.

“Paciencia, oh hijos de los nobles, la muerte no es más que un puente que os hace atravesar de los infortunios y desdicha hacia inmensos paraísos y mercedes eternas. Entonces ¿a quién de vosotros le disgusta trasladarse de la cárcel hacia el palacio? Y no es esta muerte para vuestros enemigos más que un traslado desde el palacio hacia la cárcel y el castigo. Ciertamente que mi padre me ha relatado el hadiz del enviado de Dios que dice: ‘Ciertamente que el mundo es la cárcel del creyente y el paraíso del incrédulo; y la muerte es el puente de los primeros hacia sus paraísos, y de los segundos hacia sus infiernos’”.

Explicación de los vocablos 

Qantare: puente.

Bu-us: desdicha.

Ddarra: día del infortunio.

Yinan: pl. de Yannah que significa paraíso.

Yahim: infierno.

El Sheij Saduq (Dios tenga misericordia) relata del Imam Sayyad (la paz sea con él): “El día de Ashura, cuando la batalla se intensificó y el asunto se puso difícil para el Imam Husain (la paz sea con él), algunos de sus fieles se dieron cuenta de que algunos otros, al observar la dura batalla y ver los cuerpos de sus compañeros en pedazos y acercarse el turno de su martirio, empalidecieron sus rostros y el temblor se apoderó de sus seres. No obstante, el propio Imam y un grupo de sus fieles más cercanos, al contrario del primer grupo, cuanto más se intensificaba la batalla y la distancia hacia el martirio disminuía, sus rostros se volvían más vigorosos y sentían más sosiego y tranquilidad.

Los primeros, al observar esta interesante escena y la valentía extraordinaria de sus compañeros, se sorprendieron y señalaban el rostro espiritual y vigoroso del Imam Husain (la paz sea con él) y decía: “Mírenlo, no tiene temor alguno de la muerte”. Cuando el Imam escuchó sus palabras les dijo: “Paciencia, oh hijos de los nobles y generosos”

Visión del Imam en la noche de Ashura

اِنِّى رَاءَيْتُ فى مَنامى كَاءَنَّ كِلاباً قَدْ شَدَّتْ عَلَىَّ تَنْهَشُنِى
وَفِيها كَلْبٌ اَبْقَعُ رَاءْيْتُهُ اَشَدَّها
وَاظُنُّ اَنَّ الذَّى يَتَوَلّى قَتْلى رَجُلٌ اَبْرَصُ مِنْ هؤُلاءِ الْقَوْمِ
وَاِنِّى رَاءيْتُ رَسُولَاللّه بَعْدَ ذلِكَ وَمَعَهُ جَماعَةٌ مِنْ اَصْحابِهِ
وَهُوَ يَقُولُ اَنْتَ شَهيدُ هِذِهِ الاُمَّةِ
وَقَدِ اسْتَبْشَرَبِكَ اءهْلُ السَّماواتِ وَاَهْلُ الصَّفيحِ الاَعلى
وَلْيَكُنْ اِفْطارُكَ عِنْدِى اللَّيْلَةَ عَجِّلْ
وَلا تُؤْخِّرْ فَهَذا مَلَكٌ قَدْ نَزَلَ مِنَالسَّماءِ لِيَاءْخُذَ دَمَكَ فى قارُورَةٍ خَضْراءَ
فَهذا ما رَاءْيتُ وَقَدْ اَنِفَ الاَمْرُ وَاقْتَرَبَ الرَّحِيلُ مِنْ هذِهِ الدُّنْيا لا شَكَّ فيه

Explicación de vocablos

Shaddat ‘alaiia: me atacó.

Nahsh: morder, romper

Abqa: blanco y negro

Abras: padecer el mal de psoriasis

Istibshar: albriciar, alegrar, estar contento

Safihu a’la: el mundo angelical elevado

Qarurah: frasco

Anifa: llegó

Rahil: momento de partir

Traducción y explicación:

El autor de “Nafasul Mahmum”, relata del sabio Saduq que en las últimas horas de la noche se apoderó del Imam un sueño liviano que, al despertar, luego, dijo a sus fieles: “He soñado que unos perros me atacaban intensamente. El más acérrimo de ellos era un perro blanco y negro. Este sueño muestra que, de entre ellos, quien me matará, será una persona que padece la enfermedad de psoriasis”. Luego continuó el Imam: “Luego de este sueño, vi al enviado de Dios junto a un grupo de sus fieles que me dijo: ‘Tú eres el mártir de esta comunidad, todos los habitantes de los cielos y el exaltado trono divino, se albrician mutuamente por tu llegada. Tú, esta noche, estarás junto a nosotros en el momento del desayuno (efttar: desayuno luego de una jornada de ayuno), apúrate y no demores, pues ya ha venido un ángel para recoger tu sangre en un frasco verde’. Esto fue el sueño que vi y ya ha llegado el momento de ese martirio y el traslado de esa vida, indudablemente”. 

Imagen de la realidad en forma de una visión

Aquello que fue anticipado, con celeridad se plasmó. Ello se le ha presentado en el sueño al Imam y a modo de una premonición. Así, él lo explicó a sus fieles sinceros y sacrificados para que no quede oculto para ellos.

Todas las verdades que se harían realidad en la mañana del siguiente día, se habían presentado en ese sueño: el martirio del Imam, las características del asesino, el encuentro con el enviado de Dios, la recibimiento de los ángeles al Imam y el recogimiento de su sangre que siempre estará drenando por las venas de sus seguidores.

LA SUPLICA DEL IMAM EN LA MAÑANA DEL DIA DE ASHURA

اَللَّهُمَّ اَنْتَ ثِقَتىِ فى كُلِّ كَرْبٍ وَرَجائى فى كُلِّ شِدَّةٍ
وَاَنْتَ لِى فى كُلِّ اَمْرٍ نَزَلَ بِى ثِقَةٌ وَعُدَّةٌ كَم مِنْ هَمٍّ يَضْعُفُ فِيهِ الفُؤ ادُ للّه
وَتَقِلُّ فيهِ الْحِيلَةُ وَيَخْذُلُ فيهِ الصَّديقُ وَيَشْمَتُ فِيهِ الْعَدُوُّ اَنْزَلْتُهُ بِكَ
وَشَكَوتُهُ اِلَيْكَ رَغْبَةً مِنِّى اِلَيْكَ عَمَّنْ سِواكَ فَكَشَفْتَهُ
وَفَرَّجْتَهُ فَاءنْتَ وَلِىُّ كلِّ نِعْمَةٍ وَمُنْتَهى كلِّ رَغْبَةٍ

Explicación de vocablos

Ziqah: persona de confianza. Apoyo.

Raya’: esperanza

‘Uddah: arma, fuerza

Fuad: corazón

Hilah: solución 

Jadl: humillar, ser indiferente

Iashmutu: de la raíz shamita: reprocha

Dejar un Comentario