Islamofobia: Acnur pide que continúe la ayuda para la comunidad musulmana rohinyá

Durante una visita a los campos de refugiados rohinyá en el sur de Bangladesgh, el alto comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, junto con otros altos funcionarios de la organización, hizo un llamado a la comunidad internacional para que continúe apoyando las necesidades críticas de la comunidad musulmana perseguida en Myanmar (Birmania).

Además, reiteraron su compromiso de seguir trabajando para encontrar soluciones sostenibles para los refugiados de Myanmar: “Casi la mitad de los 540.000 niños refugiados menores de 12 años está privado de la educación, el resto solo tiene acceso a una educación muy limitada”, aseguró el alto comisionado.

Grandi afirmó que esta es una de las crisis de refugiados más grandes del mundo: “Vi un gran progreso, pero su situación, especialmente para las mujeres y los niños, sigue siendo frágil. Con la crisis actual, casi dos años después, debemos brindarles a los refugiados la oportunidad de aprender, desarrollar habilidades y contribuir a sus comunidades, al mismo tiempo que nos preparamos para la reintegración cuando puedan regresar a  Myanmar”, admitió.

Según Amnistía Internacional, más de 750.000 refugiados rohinyá, en su mayoría mujeres y niños, han huido de Myanmar y cruzado a Bangladesh, luego de que las fuerzas militares de ese país iniciaran una represión contra la comunidad minoritaria musulmana en agosto de 2017.

Desde entonces, casi 24.000 musulmanes rohinyá han sido asesinados por las fuerzas estatales. Más de 34.000 fueron lanzados al fuego y otros 114.000 golpeados. Unas 18.000 mujeres y niñas rohinyás fueron violadas por el Ejército y la Policía de  Myanmar. Más de 115.000 casas de musulmanes fueron incendiadas y otras 113.000 fueron objeto de vandalismo, asegura el informe ‘Migración forzada de rohinyás: La experiencia no contada’ de la Agencia de Desarrollo Internacional de Ontario (OIDA, por sus siglas en inglés).

La comunidad rohinyá, descrita por la ONU como la más perseguida del mundo, ha enfrentado ataques en su contra luego de los disturbios en el Estado de Rakáin en el 2012. La ONU también ha documentado violaciones masivas y asesinatos, incluso de niños pequeños, brutales golpizas y desapariciones cometidas por las fuerzas de Estado.

En un informe, los investigadores de la ONU dijeron que tales violaciones podrían considerarse crímenes de lesa humanidad con intención genocida.

trt

imagen.png