Israel admite su crimen contra dos palestinos

El régimen de Israel admite que sus soldados no deberían haber disparado a los palestinos, aunque se refiere solo a dos incidentes recientes.

Se trata de los asesinatos a tiros de una joven palestina de 23 años y de un adolecente de 15 perpetrados por soldados israelíes el miércoles y el jueves, respectivamente, de la semana pasada en Cisjordania.

Según un informe interno del ejército israelí citado este martes por la radio pública de dicho régimen, tras examinar los incidentes que acabaron en sendas muertes, los soldados israelíes podrían haber evitado disparar. Con todo ello aun no se sabe si se tomarán medidas contra los soldados implicados en los homicidios.

Según la investigación, no había peligro de muerte (para el oficial). No debió disparar a matar al palestino”, ha dicho la radio pública del régimen de Israel, citando un informe interno.

De acuerdo con el documento, los guardias fronterizos bajo el mando del ejército, después de disparar al aire, apuntaron a la joven palestina y le dispararon a la pierna, y después más de 30 balas por, presuntamente, tratar de atacar a los soldados con una navaja. Además, cabe añadir que un video difundido en internet muestra a cuatro miembros de las fuerzas del orden que disparan a la mujer cuando está ya en el suelo.
 

El adolescente palestino de 15 años recibió múltiples disparos después de lanzar piedras contra un vehículo militar. La radio israelí, citando el informe, precisa: “Según la investigación, no había peligro de muerte (para el oficial). No debió disparar a matar al palestino”.

Los ataques mortales de las fuerzas israelíes a los palestinos, con el pretexto de supuestas amenazas, son el pan de cada día en los territorios ocupados y su objetivo es presionar al pueblo palestino para lograr sus metas expansionistas.

El aumento de este tipo de ataques y las repetidas violaciones a la Mezquita Al-Aqsa, tercer lugar sagrado del Islam, por parte del régimen israelí provocaron el inicio de la tercera Intifada de Al-Quds (Jerusalén) en octubre de 2015. Desde que comenzara esa movilización, las fuerzas israelíes han asesinado a más de 220 palestinos.

aaf/ftn/nii/