Israel destruye otras 140 casas en la Palestina ocupada

  • Las fuerzas israelíes vigilan mientras una excavadora demuele una casa palestina en la ocupada Cisjordania, 25 de septiembre de 2019. (Foto: AFP)
Israel ha aumentado exponencialmente este año la demolición de viviendas palestinas, según un informe.

La organización pro derechos humanos israelí B’Tselem, localizada en los territorios ocupados palestinos, reveló el domingo que el régimen de Tel Aviv ha demolido 140 hogares de los palestinos en la ocupada Cisjordania, lo que significa un gran aumento en los últimos 15 años.

Los sionistas, añade el informe, han destruido al menos 1489 viviendas palestinas desde 2006 en la ciudad de Al-Quds (Jerusalén), lo que ha causado el desplazamiento de 3600 personas.

“Las políticas israelíes pretenden dificultar la vida de los palestinos en Al-Quds, obligarlos a abandonar la ciudad y cambiar la composición demográfica de la zona”, precisa B’Tselem.

B’Tselem reiteró que algunas familias palestinas fueron obligadas a demoler sus casas ellos mismos y otras fueron forzadas a abandonar sus hogares.

Las autoridades israelíes destruyen con frecuencia casas pertenecientes a los palestinos en Al-Quds y Cisjordania para facilitar la edificación de más y más asentamientos ilegales en los territorios ocupados palestinos.

Las políticas israelíes pretenden dificultar la vida de los palestinos en Al-Quds, obligarlos a abandonar la ciudad y cambiar la composición demográfica de la zona”, indica la organización pro derechos humanos israelí B’Tselem.

 

Además de denunciar el “continuo e ilegal robo de tierras” por Israel, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) ha pedido en reiteradas ocasiones apoyo internacional para llevar el caso de las demoliciones ante la Corte Penal Internacional (CPI).

En los últimos años, las autoridades israelíes han acelerado el proceso de construcción y ampliación de colonias ilegales en Al-Quds y Cisjordania, y aun más desde la llegada de Donald Trump a la Presidencia estadounidense. En estos momentos, más de 600 000 colonos israelíes viven en asentamientos de nueva construcción.

Según los palestinos, estos esfuerzos se enmarcan dentro del proyecto israelí para judaizar las ciudades y eliminar su identidad islámica.

Un informe publicado el pasado mes de marzo por el diario israelí Haaretz reveló que Israel ha emitido más de 1150 órdenes de confiscación de tierras palestinas en Cisjordania tras la Guerra de los Seis Días de 1967.

alg/nkh/nii/