Israel: El Likud intensifica la campaña de incitación contra el poder judicial.

imagen.png

El partido Likud, liderado por el primer ministro Benjamin Netanyahu, ha intensificado su campaña contra el poder judicial y el fiscal general, Avichai Mandelbit, antes del juicio por corrupción de Netanyahu el domingo, que Mandelblit ordenó a finales del año pasado.El ministro encargado del enlace entre el gobierno y el Knesset, MK David Amsalem, del Likud, criticó a Mandelblit, calificándolo de “presunto criminal” por su participación en el escándalo Harpaz de 2010.

El asunto Harpaz se refiere al escándalo de 2010 que involucró a Mandelblit, que era el principal abogado del ejército israelí en ese momento.

Mandelblit fue sospechoso por un breve período de tiempo de haber ayudado al ejército a planear un encubrimiento para una campaña de desprestigio.

El caso contra Mandelblit se cerró, a pesar de la recomendación de la policía de acusarlo.

“No hay disputa entre el pueblo israelí de que Avichai Mandelblit es presuntamente un criminal”, dijo Amsalem a la Radio del Ejército de Israel.

“Hay grabaciones, no hay necesidad de análisis o de jueces de la Corte Suprema, no hay necesidad de la pandilla de izquierdistas y expertos y profesores de todas las facultades”, agregó.

El Ministro de Justicia Avi Nissenkorn, del partido Azul y Blanco, criticó los comentarios de Amsalem diciendo que confía plenamente en Mandelblit.

“Los ministros del gobierno están autorizados a emitir críticas que van al grano, pero los ataques desenfrenados cruzan una línea roja”, dijo en Twitter.

El Likud MK Shlomo Karai dijo que Mandelblit ha cruzado la línea roja y agregó que el fiscal general se ha escondido detrás de un muro de órdenes de silencio, en referencia al caso Harpaz.

“Continuaremos haciendo eco de este hecho al público hasta que Mandelblit abogue por la libertad de información cuando se trate de él y pida que se levante la orden de silencio o se vaya a casa”, dijo.

El miércoles, la Corte del Distrito de Jerusalén rechazó la solicitud de Netanyahu de saltarse el comienzo de su juicio por corrupción, requiriendo que se presente a la audiencia de apertura el domingo, informó el Jerusalem Post.

“La regla es que el acusado esté presente para la lectura [de la acusación], que es la apertura del juicio. Este es el caso en todos los procedimientos penales, incluyendo el actual”, escribieron los jueces en su fallo.

AFP /