Israel está demoliendo cada vez más proyectos financiados por la UE en Palestina

Israel demolió o incautó además 127 estructuras financiadas por donantes internacionales, principalmente la Unión Europea y sus Estados miembros, en Jerusalén oriental y la Zona C, el doble que en 2018.

Estudiantes palestinos sentados con su profesor dentro de un aula de la escuela Ras al-Tenneen, en la ciudad de Ramallah oriental, que un tribunal israelí dictaminó que se había construido sin el permiso de construcción necesario y rechazó una apelación contra su inminente demolición, el 8 de octubre de 2020. [ABBAS MOMANI/AFP vía Getty Images]

 

Euro-Med Human Rights Monitor ha documentado un fuerte incremento en la demolición israelí de proyectos palestinos financiados por la Unión Europea (UE) construidos en los territorios ocupados, según reveló un informe publicado el fin de semana.

Según el informe, que fue distribuido por agencias de noticias mundiales, en 2019 el Euro-Med Monitor documentó un récord de 204 estructuras palestinas que Israel había demolido sólo en Jerusalén Oriental, lo que representa un pico en comparación con años anteriores.

Israel demolió o incautó además 127 estructuras financiadas por donantes internacionales, principalmente la Unión Europea y sus Estados miembros, en Jerusalén oriental y la Zona C, el doble que en 2018.

“A pesar de la pandemia de coronavirus y la crisis económica que la acompaña, el gobierno de Netanyahu ha intensificado considerablemente la demolición de estructuras palestinas”, explica el informe.

“Por ejemplo, el número de demoliciones de casas en Jerusalén Oriental entre enero y agosto de 2020 fue de 89, en comparación con 104 en todo el año 2019 y 72 en 2018. Esto pone al gobierno de Israel en camino de alcanzar un año récord en el número de demoliciones de estructuras palestinas en Jerusalén Oriental”.

El informe confirmó que Alemania, Bélgica, Estonia, Francia, Irlanda y Noruega realizaron una vigilancia conjunta sobre el Oriente Medio en las Naciones Unidas a finales de septiembre, en la que los Estados europeos reafirmaron su profunda preocupación por las actividades de asentamiento y la demolición de estructuras palestinas por parte de Israel.

Según el informe de Euro-Med, la declaración de los países de la UE señaló: “El período de marzo a agosto de 2020 vio la mayor tasa promedio de destrucción en cuatro años”.

Mientras tanto, el informe encontró que el número de proyectos financiados por la UE implementados en los territorios ocupados disminuyó a 12 en 2019, comparado con 75 en 2015.

El informe reiteró que los países de la UE deberían oponerse a Israel para detener sus demoliciones. En lugar de ello, según el informe divulgado, la UE solía ocultar la magnitud de los daños que Israel causaba a los proyectos financiados por la UE, y pedía a los diputados al Parlamento Europeo que investigaran la demolición israelí y emitieran un informe al respecto.

El presidente del Euro-Med Human Rights Monitor, Dr. Ramy Abdu, comunicó que la UE adopta una fuerte retórica contra los asentamientos israelíes en los territorios ocupados, pero sus miembros piden que se adopte una postura similar contra los ataques israelíes a los palestinos en las zonas de peligro.

“Es imposible e intolerable guardar silencio sobre esta preocupante intensificación de la demolición israelí y la retirada de la financiación de la UE para proyectos en los territorios palestinos”, señaló Abdu.

 

Fuente: monitordeoriente.com