Israel reitera apoyo a los kurdos y a una división de Irak

  • La ministra israelí de asuntos judiciales, Ayelet Shaked.

    La ministra israelí de asuntos judiciales, Ayelet Shaked.

En otra clara señal de apoyar la desintegración de Irak, la ministra israelí de asuntos judiciales, Ayelet Shaked, insistió el martes en la formación de un Estado independiente de Kurdistán.

«Tenemos que llamar abiertamente al establecimiento de un Estado kurdo que separe a Irán de Turquía, uno que tenga enfoques amistosos hacia Israel», dijo la titular israelí en una conferencia anual de seguridad en Tel Aviv.

Tenemos que llamar abiertamente al establecimiento de un Estado kurdo que separe a Irán de Turquía, uno que tenga enfoques amistosos hacia Israel», dijo la ministra israelí de asuntos judiciales, Ayelet Shaked.

Al señalar que “el pueblo kurdo es un socio para Israel», la ministra israelí alegó que el régimen de Tel Aviv y los kurdos comparten intereses comunes a la hora de luchar contra los grupos extremistas en la región.

Siguiendo esta misma tónica, además de calificar a los kurdos como un pueblo antiguo y amante de la paz y la democracia que nunca han atacado a ningún país, Shaked hizo hincapié en la cooperación económica oficial entre ambas partes. «Es hora de ayudarles», añadió la ministra israelí.

El régimen usurpador de Israel y la región semiautónoma del Kurdistán iraquí no tienen relaciones diplomáticas oficiales, aunque existen numerosos informes que ponen de relieve las cooperaciones económicas y militares de ambos lados.

Una refinería en la región del Kurdistán iraquí.

 

El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, en un discurso en 2014 expresó su apoyo a un Kurdistán independiente, precisando que los kurdos eran «dignos de su propia independencia política».

Asimismo, la agencia iraquí de noticias Shafaq News informó el pasado noviembre que Netanyahu había manifestado una vez más su respaldo a la creación de un Estado soberano para los kurdos, y había urgido a la cooperación con el Kurdistán iraquí, una región que posee ricos recursos petroleros.

Los comentarios de las autoridades israelíes sobre un Estado kurdo muestran, según analistas políticos, que el régimen de Tel Aviv contempla tener acceso a una fuente energética en el corazón de Oriente Medio.

hnb/ktg/msf