Izadíes reconstruyen templo derribado por EIIL cerca de Mosul

  • Obreros izadíes reconstruyen un templo destruido por terroristas de EIIL, 8 de agosto de 2017.

    Obreros izadíes reconstruyen un templo destruido por terroristas de EIIL, 8 de agosto de 2017.

Los kurdos izadíes de Irak aprovechan la expulsión de Daesh de Mosul y las zonas aledañas y reconstruyen un templo destruido por esta banda terrorista.

La comunidad izadí tiene el objetivo de reconstruir el templo de Malak Miran, destruido por el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en la localidad de Bashiqa (al noreste de la ciudad de Mosul), para poder celebrar su primera fiesta religiosa después de la masacre de Sinyar, en la llanura de Nínive —provincia norteña de la que Mosul es capital—, perpetrada por los extremistas en agosto de 2014, dejando cientos de muertos.

Sin embargo, “la fiesta real vendrá cuando sean liberadas todas las cautivas”, ha declarado el responsable de la reconstrucción del templo, Shaker Haidar al-Mujewar, citado el miércoles por la agencia británica de noticias Reuters.

La reparación, dijo Al-Mujewar, está siendo financiada por los lugareños de la zona y por otras familias de religión izadí.

Grupos de voluntarios están volviendo a poner en pie el templo, donde cada cierto tiempo se reúnen y oran alrededor de velas recitando oraciones en kurdo.

Izadíes reconstruyen un templo destruido por el grupo terrorista EIIL en Bashiqa, al noreste de la ciudad de Mosul, 8 de agosto de 2017.

 

Según se publicó en mayo, alrededor de 3100 kurdos izadíes —en su mayoría de Sinyar, al oeste de Bashiqa— fueron asesinados, la mitad de ellos por disparos, decapitados o quemados vivos, y cerca de 6800 fueron secuestrados para convertirse en esclavas sexuales o combatientes.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha alertado de que la banda takfirí está vendiendo a las mujeres y niñas capturadas antes de escapar de la ciudad de Al-Raqa, bastión de EIIL en el norte de Siria.

En enero de 2015, el ministro iraquí de Derechos Humanos, Mohamad Mahdi al-Bayati, informó de que el grupo terrorista EIIL había vendido a más de 5000 mujeres y niñas izadíes en el “mercado de esclavos” de Mosul. La mayoría de esas mujeres fueron utilizadas para fines sexuales y otras vendidas como sirvientas tanto en Irak como en Siria.

ftn/mla/tas