Jordania y Catar condenan insulto deliberado al Profeta en Francia

  • El canciller jordano, Ayman Safadi, se reúne con Veronique Folland, embajadora de Francia, en Amán, 26 de octubre de 2020. (Foto: AFP)
Jordania y Catar, unísono al mundo islámico, condenan la insistencia “deliberada” de Francia en profanar al Profeta del Islam y dañar sentimientos de musulmanes.

El canciller de Jordania, Ayman Safadi, transmitió el lunes a la embajadora de Francia en Amán, capital jordana, Veronique Folland, el malestar de su país por las caricaturas insultantes que intentan despreciar los símbolos religiosos e incitan al “odio, la violencia, el extremismo y el terrorismo”.

El alto funcionario del país árabe denunció que la republicación de las caricaturas ofensivas del Profeta del Islam, el Hazrat Muhamad (la paz sea con él), dañan los sentimientos de casi 2000 millones de musulmanes en el mundo.

Safadi recordó que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) dictaminó en 2018 que insultar al Profeta Muhamad (P) no constituye libertad de expresión.

El Islam es una religión de amor y paz que garantiza la libertad de creencia y culto y el respeto a los profetas y las creencias religiosas. Además, condena todo tipo de violencia y terrorismo que algunos cometen en clara contraposición con el mensaje del Islam, agregó.

Por otra parte, el Ministerio de Exteriores de Catar expresó su condena, en un comunicado publicado el lunes, al insulto “deliberado” al Profeta del Islam en Francia y reiteró su total rechazo a todas las formas de discurso de odio, basadas en creencias, raza o religión.

El país árabe hizo un llamado a la comunidad internacional a cumplir con su responsabilidad de rechazar el odio y la incitación, enfatizando el apoyo a los valores de tolerancia y coexistencia, y trabajando para establecer principios de paz y seguridad internacionales.

La publicación de controvertidas caricaturas del Profeta del Islam en la revista satírica gala Charlie Hebdo generó el pasado septiembre una gran ola de críticas entre los musulmanes de todo el mundo.

Sin embargo, el mundo islámico está siendo testigo de una indignación generada después de los recientes comentarios del presidente francés, Emmanuel Macron, en defensa de los mencionados insultos. El mandatario galo dijo el pasado miércoles que no iba a “renunciar a la publicación de las caricaturas” del Profeta del Islam en su país, so pretexto de defender lo que él entiende por “libertad de expresión”.

Los pueblos y los gobiernos de varios países islámicos, incluido Irán, Turquía y Kuwait, han denunciado que la libertad de expresión no implica, en absoluto, lanzar “insultos a los valores del Islam y las creencias de los musulmanes”, y han advertido a las autoridades galas que están contribuyendo a la “incitación del odio” en el país europeo.

tmv/ktg/fmk/mkh