La Casa Blanca espera que Trump respete los acuerdos de EEUU

  • La consejera de Seguridad Nacional de EE.UU., Susan Rice.

    La consejera de Seguridad Nacional de EE.UU., Susan Rice.

La Casa Blanca espera que el presidente electo de EE.UU, Donald Trump, respete todos los tratados firmados por el país norteamericano.

La consejera de Seguridad Nacional de EEE.UU., Susan Rice, ha manifestado este lunes su esperanza de que Washington continúe respetando los compromisos de defensa mutua firmados con sus aliados, durante la Administración de Trump.

No obstante, ha descartado la posibilidad de que la Administración Trump llegue a firmar un acuerdo comercial transpacífico.

En una entrevista exclusiva con la AFP, la primera que ha concedido tras la sorpresiva victoria del magnate inmobiliario en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre en EE.UU., Rice ha confiado en que las posiciones de Trump atemperen debido al peso de la Presidencia.

Un eje de la campaña del presidente electo de EE.UU, fue su crítica frontal a los acuerdos internacionales de libre comercio, como el Tratado de Asociación Transpacífico (TPP) y el de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN), por lo que la incertidumbre sobre su futuro es total.

Sugirió que los socios de Estados Unidos no estaban cumpliendo con sus compromisos y que en consecuencia Washington no debía sentirse obligado a defenderlos, disparando preocupación en países que han confiado en la protección estadounidense durante décadas.

 

Además, según informó el sábado Reuters, citando a una fuente de su equipo de transición, Trump ya está buscando formas rápidas para que su país salga del acuerdo mundial de París contra el cambio climático.

Por otra parte, Rice ha admitido que aprobar el controvertido acuerdo comercial Trans-Pacífico es ahora un “desafío”, pero que continúa siendo de interés estratégico para Estados Unidos y dejará un vacío si no se logra, ha advertido.

Antes las reiteradas amenazas de Trump en su campaña electoral con iniciar una guerra comercial con China, país al que acusa de ser enemigo de Estados Unidos, la consejera de la Casa Blanca ha defendido la política del Gobierno del presidente saliente, Barack Obama de equilibrar las relaciones con Asia y su compromiso con China.

“Hay realmente un valor en ello, primeramente, más compromiso con China, más diplomacia, más canales y discusiones multifacéticas y frecuentes, aunque no siempre eso puede significar progreso”, ha concluido Rice.

Cabe también recordar que la campaña electoral de Trump estuvo marcada por amenazas con deshacer el acuerdo nuclear iraní -Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés)-, considerando que Washington se había “humillado” con ese acuerdo y que este convertirá a Irán en una potencia “increíblemente” poderosa y rica, además de una amenaza directa para el régimen de Israel.

La Administración de Obama ha advertido de las profundas consecuencias que traerá  la suspensión del JCPOA en la integridad del acuerdo.

mep/ctl/hnb