La Fiscalía del TPI va a investigar crímenes de guerra en Palestina

La fiscal del Tribunal Penal Internacional (TPI), Fatou Bensouda, ha anunciado la apertura de una investigación formal sobre los presuntos crímenes de guerra en Palestina. Las autoridades palestinas venían exigiéndolo desde hace varios años.

Ataque aéreo israelí sobre Gaza. (Mahmud HAMS / AFP)

La fiscal del Tribunal Penal Internacional (TPI), Fatou Bensouda, ha pedido abrir una investigación por supuestos crímenes de guerra en los territorios palestinos.

Bensouda ha informado de que el examen preliminar que inició en 2018 a petición del Gobierno palestino, como Estado parte del Estatuto de Roma –tratado fundacional del TPI–, ha llegado a su fin, considerando que se dan «todos los criterios» para abrir una investigación formal.

La jurista gambiana ha señalado que «existe una base razonable» para pensar que se han cometido crímenes de guerra en la Cisjordania ocupada, incluida Jerusalén Este, y en la bloqueada Franja de Gaza, desde el 3 de junio de 2014, y para iniciar una investigación.

«Los potenciales casos que surjan serían admisibles. No hay razones sustanciales para pensar que una investigación (formal) no serviría al interés de la Justicia», ha sostenido.

Bensouda ha solicitado Cámara de Antejuicio I que determine el alcance de la jurisdicción territorial del TPI en este caso para que la corte pueda hacer su trabajo.

«Un paso adelante»

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) ha aplaudido el anuncio de Bensouda. «Es un paso adelante», ha valorado Hanan Ashrawi, miembro de la Comisión Ejecutiva de la OLP, citado por la agencia de noticias palestina WAFA.

Ha enfatizado que, «desde la incorporación de Palestina al Estatuto de Roma, el pueblo palestino ha depositado su fe en el TPI como una instancia independiente que puede garantizarles algo de Justicia y reparar los múltiples crímenes de guerra cometidos contra ellos por su ocupante, Israel» y ha reivindicado que «no hay duda de que el TPI tiene jurisdicción en Palestina».

«Hace cinco años, Palestina avisó al mundo de que la era de la excepcionalidad y la impunidad de Israel había terminado. Israel debe pagar por sus crímenes», ha celebrado, advirtiendo de que «el pueblo palestino no aceptará la exclusión de los Derechos Humanos: Estamos decididos a conseguir Justicia».

«Infundada y atroz»

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, por su parte, ha reaccionado rápidamente en un vídeo para rechazar lo que considera una «decisión infundada y atroz». «Hoy es un día negro para la verdad y la Justicia», ha lamentado. Ha acusado a Bensouda de «ignorar por completo» los argumentos legales de Israel y ha asegurado que el TPI no tiene jurisdicción en este caso.

«También ha ignorado completamente la historia y la verdad al decir que cada acto de los judíos que viven en su patria ancestral, la tierra de la Biblia, es un crimen de guerra», ha apostillado Netanyahu, quien ha denunciado que Bensouda «ha convertido el TPI en una herramienta política para deslegitimar al Estado de Israel. No nos quedaremos callados ane esta parodia de justicia».

Las autoridades palestinas han venido solicitando que el TPI investigue la reacción de Israel a las protestas conocidas como la Marcha del Retorno, que comenzaron en marzo de 2018 y han dejado un saldo de más de 273 palestinos muertos y más de 16.000 heridos.

Fuente: NAIZ