La Haya estudiará en octubre bloqueo de activos iraníes por EEUU

  • Una sesión del Tribunal Internacional de Justicia (CIJ), ubicado en La Haya, en los Países Bajos.
La Corte Internacional de Justicia (CIJ) analizará una demanda que presentó Irán contra EE.UU. por confiscar 2000 millones de dólares de activos del país persa.

El principal órgano judicial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) informó en un comunicado difundido el viernes su decisión de celebrar desde el 8 al 12 de octubre de 2018 varias audiencias públicas para estudiar la demanda que la República Islámica de Irán presentó en junio de 2016 en La Haya contra el Gobierno de EE.UU.

La protesta de Teherán fue presentada en junio de 2016, dos meses después de que el Tribunal Supremo de EE.UU. diera luz verde a distribuir casi 2 mil millones de dólares de fondos iraníes depositados en bancos del país norteamericano entre familiares de 241 militares estadounidenses muertos en un atentado acaecido en Beirut (capital libanesa) en 1983, del que Washington acusa a Irán.

“Las audiencias se dedicarán a las reclamaciones preliminares planteadas por Estados Unidos”, reza la misiva del CIJ, en que ha explicado que el Tribunal declarará luego si es competente para abordar el tema.

Las audiencias se dedicarán a las reclamaciones preliminares planteadas por Estados Unidos”, reza la misiva que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitió sobre la demanda que la República Islámica de Irán ha presentado contra el Gobierno de EE.UU. por confiscar 2 mil millones de dólares de sus activos.

 

Teherán arremete contra Washington por violar los compromisos internacionales y los contenidos de un Tratado de Amistad que firmó el 15 de agosto de 1955 con el depuesto Shah de Irán, Mohamad Reza Pahlavi, sobre las relaciones económicas y derechos consulares.

El presidente del país persa, Hasan Rohani, ha aseverado que la República Islámica perseguirá el caso hasta que se cumplan los derechos del pueblo y se recupere el dinero confiscado.

En 2012, cuando Teherán apeló la sentencia de un tribunal inferior estadounidense que ordenaba a Irán indemnizar a las víctimas y sus familiares por una suma de 2650 millones de dólares, el Congreso aprobó una ley para ordenar que los pagos se hicieran a través de una cuenta del Banco Central de Irán en Citibank.

La República Islámica, que ha rechazado en numerosas ocasiones toda implicación en dicho atentado, advirtió en diciembre a Washington de las perniciosas consecuencias que acarrearía la confiscación de fondos iraníes en beneficio de lo que llaman “víctimas de terrorismo”.

msm/ktg/hnb