La Iglesia católica pide a Israel que permita entrar a curas y religiosos

Bajo el argumento de la pandemia, Israel prohíbe el ingreso de los voluntarios y estudiantes en instituciones católicas, sin embargo, autoriza el ingreso a los voluntarios evangélicos “sionistas” que ayudan a los colonos ilegales en territorios ocupados.

La Asamblea de Ordinarios Católicos de Tierra Santa pidió hoy a Israel que otorgue visados a curas, voluntarios y estudiantes en instituciones católicas, tras conocerse que decenas de cristianos evangélicos estadounidenses entraron al país para ayudar en colonias judías ilegales en Cisjordania ocupada.

“Los líderes de la Iglesia Católica en Israel pedimos una vez más que se otorguen visados a aquellos cuya presencia en Tierra Santa es una necesidad para la vida de la Iglesia”, señalaron en un comunicado difundido hoy, en el que pidieron además que “los cristianos y sus instituciones gocen de los mismos derechos que otros en el Estado de Israel”.

Prácticamente desde el inicio de la pandemia en marzo, el país ha mantenido sus fronteras cerradas a extranjeros, con contadas excepciones que incluyen a estudiantes internacionales en universidades y en yeshivás, centros de estudios talmúdicos.

El texto de los religiosos muestra su “asombro” tras conocerse que unos 70 voluntarios evangélicos recibieron visados y entraron al país para colaborar en la recolección de uvas en asentamientos en territorio cisjordano ocupado.

La Asamblea de Ordinarios, que titula su comunicado “Nosotros también necesitamos visados”, denunció que sus solicitudes de estos documentos han sido rechazadas en múltiples ocasiones desde el comienzo de la pandemia, algo que “pone en peligro el trabajo de las comunidades cristianas, especialmente de las instituciones que trabajan con los más necesitados”.

 

Fuente: www.lavanguardia.com