La UE condena planes israelíes para construir viviendas para colonos en un nuevo asentamiento en Jerusalén Este

ue

La Unión Europea ha condenado los últimos planes israelíes de construir más de 1.200 nuevas viviendas para colonos en la ocupada Jerusalén Este (Al Quds), diciendo que las actividades de expansión de asentamientos del régimen de Tel Aviv impiden la reanudación de unas negociaciones significativas entre los palestinos e “Israel”.

“Estoy profundamente preocupado por la decisión de las autoridades israelíes de abrir el proceso de licitación para la construcción de viviendas en un asentamiento completamente nuevo en Givat Hamatos”, dijo el jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell, en un comunicado emitido el domingo.

“Este es un lugar clave entre Jerusalén (Al Quds) y Belén en la ocupada Cisjordania. Cualquier construcción de asentamiento causará un daño grave a las perspectivas de un Estado palestino viable y contiguo y, en términos más generales, a la posibilidad de una solución negociada de dos Estados de acuerdo con los parámetros acordados internacionalmente”, agregó.

Borrell señaló además que los asentamientos israelíes son ilegales según el derecho internacional.

“La UE ha pedido repetidamente a “Israel” que ponga fin a todas las actividades de asentamiento y desmantele los puestos de avanzada erigidos desde marzo de 2001. Sigue siendo la posición firme de la UE que los asentamientos son ilegales según el derecho internacional”, señaló el máximo funcionario de la UE.

“Israel” debería, en cambio, mostrar visión y responsabilidad y revertir estas decisiones negativas en este momento crítico y sensible”, concluyó la declaración.

Condena francesa

Por su parte, Francia condenó el 16 de noviembre la colonización por “Israel” en Jerusalén Este, una acción que calificó de ataque directo a la viabilidad de un Estado palestino.

En una declaración, el Ministerio de Exteriores francés rechazó la decisión israelí de construir 1.257 unidades habitacionales en la colonia de Givat Hamatos, en la ocupada Jerusalén Este.

“La colonización es ilegal en el Derecho Internacional y pone en peligro en el terreno la solución de los dos Estados”, subrayó el ministerio.

Francia reiteró el llamamiento al gobierno israelí a revisar su postura y a poner fin a toda medida unilateral que afecte a la solución de los dos Estados, promovida a nivel internacional.

Hace 10 días, Francia repudió la demolición por “Israel” del poblado de Jirbet Humsa, en la Cisjordania ocupada, donde la destrucción dejó sin hogar a 73 seres humanos, entre ellos 41 niños.

Source: Diversas