Las FARC rechazan propuesta para poner plazos a diálogos de paz

  • Carlos Antonio Lozada (centro), uno de los comandantes de las FARC

    Carlos Antonio Lozada (centro), uno de los comandantes de las FARC

La guerrilla colombiana de las FARC ha expresado este domingo su rechazo a una propuesta que busca poner fechas a los diálogos de paz con el Gobierno, al tacharla de “irresponsable”.

La iniciativa elaborada por el partido La Alianza Verde, que ha tenido la luz verde del Gobierno, busca convocar a los colombianos a fijar la fecha máxima que sería el 9 de abril de 2016, para que se cierre un acuerdo de paz entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“La propuesta es irresponsable además, porque apuesta el futuro de las conversaciones de paz, con todo lo que esto implica, al juego electoral; en un país donde el fraude y la distorsión de la voluntad popular, por múltiples medios, son el común denominador en todos los procesos electorales”, señala la guerrilla.

“La propuesta es irresponsable además, porque apuesta el futuro de las conversaciones de paz, con todo lo que esto implica, al juego electoral; en un país donde el fraude y la distorsión de la voluntad popular, por múltiples medios, son el común denominador en todos los procesos electorales”, indica un jefe de las FARC.

Según resalta el jefe guerrillero Carlos Antonio Lozada en un artículo publicado por las FARC, la propuesta contiene una manipulación y “propósitos mezquinos” que conllevarían terribles consecuencias para el país sudamericano.

Además, ha criticado que en dicha propuesta “no demuestran propiamente un gran conocimiento de la realidad nacional”.

“Los verdaderos autistas son los promotores de la papeleta que piden plazos para la paz, sin detenerse a pensar en la trágica realidad nacional que lo que demanda es acabar con la guerra”, adelanta.

Negociadores del Gobierno colombiano y las FARC durante la 37ª ronda de diálogos de paz en La Habana, capital cubana. 04 de junio de 2015

 

La propuesta ha sido hecha en respuesta a los recientes ataques contra la infraestructura energética, perpetrados por los guerrilleros.

Por su parte, el ministro colombiano del Interior, Juan Fernando Cristo. ha asegurado que el Estado no descarta la iniciativa mencionada, pero necesitan tiempo para estudiarla.

“Sin duda alguna hay que acelerar el fin del conflicto en Colombia y para los atentados contra la población civil, que son atentados contra el proceso de paz”, ha recalcado.

Las delegaciones del Gobierno y la mayor guerrilla colombiana se encuentran actualmente en La Habana, capital cubana en el ciclo 38º de las negociaciones de paz, arrancadas en noviembre de 2012.

Durante las conversaciones de paz, ya se han alcanzado acuerdos parciales en otras cuestiones, como el comercio de drogas, la reforma agraria, la participación política y el desminado.

De acuerdo a cifras oficiales, el conflicto armado colombiano, de más de medio siglo, ha dejado unos 220 mil muertos y más de 5,5 millones de desplazados.

mjs/rha/kaa