Liga Árabe alerta contra plan israelí de judaizar Al-Quds

  • El secretario general de la LA, Ahmed Aboul Gheit, en una conferencia de prensa en Jartum (capital de Sudán), 16 de junio de 2019. (Foto: AFP)
La Liga Árabe (LA) condena el reciente ataque de Israel a la Mezquita Al-Aqsa como parte de un plan respaldado por EE.UU. para judaizar Al-Quds (Jerusalén).

Militares israelíes atacaron el domingo a miles de fieles palestinos que habían acudido al complejo de la Mezquita Al-Aqsaen la ciudad de Al-Quds para participar en la oración del Eid al-Adha, la gran fiesta islámica del Sacrificio y trataron de expulsarlos a la fuerza.

Según reporta la Media Luna Roja de Palestina, los palestinos fueron reprimidos con bastones, granadas de sonido y gases lacrimógenos, y más de 60 de ellos resultaron heridos.

En un comunicado emitido el domingo, el secretario general de la LA, Ahmed Abul Gheit, condenó la práctica violenta de las fuerzas israelíes, alertando de las políticas imprudentes y bárbaras que lleva adelante el régimen de Tel Aviv contra los palestinos.

Para Abul Gheit, lo ocurrido en Al-Aqsa es una clara muestra del fanatismo ejercido por Israel, el cual amenaza con encender un conflicto religioso en Al-Quds, advirtió.

Consideró el ataque como parte de “la sistemática política israelí destinada a normalizar la presencia judía en Al-Haram Al-Sharif (el Noble Santuario) y reducir la presencia musulmana allí, incluso en los días santos cuando se realizan las oraciones del Eid”.

La nota, por otra parte, tras responsabilizar al régimen israelí de la referida escalada de tensión, pide a la comunidad internacional que se oponga a la campaña de judaización de Israel actualmente en curso en Al-Quds, bajo una cobertura política provista por la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump.

Respecto a ese apoyo de Washington al régimen de Tel Aviv, señalado por Abul Qeit, previas filtraciones mostraron que el llamado “acuerdo del siglo”, impulsado por Trump, para supuestamente poner fin al conflicto israelí-palestino, entre otras medidas, limita el acceso de los musulmanes palestinos a la Mezquita Al-Aqsa.

La Mezquita Al-Aqsa es el tercer santuario más importante de los musulmanes. Israel, que se considera a sí mismo propietario de los territorios palestinos, sueña desde el inicio de su ocupación con destruir este centro de culto a fin de transformarlo en un templo judío.

Las autoridades palestinas y los movimientos de Resistencia han prometido seguir defendiendo la Mezquita Al-Aqsa —que supone una “línea roja” para los palestinos—ante las agresiones.

tqi/ctl/mjs