Liga Árabe rechaza el plan de paz impuesto por EEUU

  • Cancilleres de los países miembros de la Liga Árabe se reúnen en El Cairo, en Egipto, para discutir el ‘acuerdo del siglo’, 1 de febrero de 2020. (Foto: AFP)
La Liga Árabe (LA) rechaza en un comunicado el injusto plan de paz estadounidense llamado el ‘acuerdo del siglo’.

El principal organismo del mundo árabe, en una reunión extraordinaria celebrada este sábado por la tarde en El Cairo (capital de Egipto) a nivel de cancilleres para examinar el plan proisraelí del presidente de EE.UU., Donald Trump, ha dejado claro que “no cooperará con Washington para implementar este plan de paz”.

Advertimos a Israel sobre la implementación de las disposiciones de este plan y la negación de las resoluciones internacionales”, recalca asimismo el comunicado, según la cadena libanesa Al-Mayadeen.

Además, el organismo ha pedido a la comunidad internacional que ponga fin a las medidas del régimen sionista contra el pueblo palestino.

Los cancilleres de los Estados árabes han hecho hincapié en que el “plan de paz árabe” es el mínimo límite sobre lo cual los países árabes tienen conformidad para lograr la paz entre los palestinos y el régimen israelí.

 

En una cumbre organizada en 2002 en Beirut, capital libanesa, la Liga Árabe aprobó un plan de paz con Tel Aviv, el llamado “plan de paz árabe”, que consiste en la creación de un Estado palestino basado en las fronteras de 1967.

Este plan urge a resolver el problema de los refugiados palestinos y la retirada de Israel de los Altos del Golán ocupados y de las partes del sur de El Líbano que aún siguen invadidas, y establece que, si el régimen israelí materializa estas exigencias, los países árabes lo reconocerán.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, desveló el martes su controvertido plan de paz, conocido como el ‘acuerdo del siglo’, que supuestamente busca zanjar el conflicto palestino-israelí, pero, en realidad, pretende liquidar la causa palestina, pues ignora todos los derechos de este pueblo.

Según dicho plan, la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén) se convertiría en “capital indivisible” de Israel. Además, reconoce la soberanía de Israel sobre el Valle del Jordán y sobre los asentamientos ilegales en la ocupada Cisjordania, y para más inri impide el retorno de los refugiados palestinos a los territorios ocupados y exige un Estado palestino desmilitarizado.

El futuro medio Estado palestino previsto por la Administración Trump consistiría en una especie de archipiélago rodeado completamente por Israel, sin ninguna frontera con el exterior o control sobre su espacio aéreo y sin derecho a un Ejército para defenderse. Tampoco tendrá bases geográficas para una economía viable, ni libertad de movimiento, ni prerrogativas para presentar denuncias ante organizaciones internacionales contra el régimen de Israel o EE.UU.

msm/nii/