Los intereses de Irán no implican perjuicios para Arabia Saudí

  • El canciller iraní Mohamad Yavad Zarif.

    El canciller iraní Mohamad Yavad Zarif.

El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, afirma este lunes que los intereses de Irán en la región de Oriente Medio no implican perjuicios para Arabia Saudí.

“Los intereses de Irán no suponen perjuicios para Arabia Saudí y viceversa (…) prestamos, de hecho, especial atención a todos los países de la región, pues consideramos que nadie estará seguro en una región inestable”, ha explicado el canciller iraní.

“Los intereses de Irán no suponen perjuicios para Arabia Saudí y viceversa (…) prestamos, de hecho, especial atención a todos los países de la región, pues consideramos que nadie estará seguro en una región inestable”, ha explicado el canciller iraní.

En una entrevista concedida este lunes a medios de comunicación árabes, Zarif recuerda que la prioridad del Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, del presidente Hasan Rohani y de todo el Gobierno es reforzar y desarrollar los lazos regionales.

A este respecto, lamenta la postura saudí en relación al positivo resultado de los diálogos nucleares Irán-Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) y de que haya reaccionado igual que el régimen de Israel.

Representantes de Irán, la Unión Europea y el Grupo 5+1 anuncian el fin de los diálogos nucleares, 14 de julio de 2015.

 

“Estamos dispuestos a dialogar y aceptamos propuestas que ayuden al respecto. Creemos que hoy mismo se puede hallar una solución política para Siria y Yemen (…) y poner fin a las guerras sangrientas que azotan esos países”, precisa.

En este contexto, el jefe de la Diplomacia iraní ha indicado que Teherán y Riad comparten «intereses comunes, amenazas comunes, religión, historia y geografía», entonces, ¿por qué deben buscar conflictos?

De acuerdo con Zarif, es tiempo de entender que Irán y Arabia Saudí pueden alcanzar sus intereses comunes si cooperan.

Las relaciones de Irán y Arabia Saudí se han oscurecido por las “peligrosas” relaciones entre Riad y sus aliados, principalmente el régimen de Israel.

En reiteradas ocasiones, la República Islámica de Irán ha afirmado que su política exterior prioriza la restauración de la paz, la convivencia pacífica y una seguridad sostenible en el Oriente Medio.

El pasado mes de mayo, el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG-integrado por países árabes ribereños al Golfo Pérsico) solicitó el establecimiento de relaciones cordiales con la República Islámica de Irán fundamentadas en el principio de “no intervención” en los asuntos internos de otros países.

Sin embargo, destacó el ministro catarí de Exteriores, Jaled bin Mohamad Al Attiyah, mientras los países miembros del Consejo buscan buenas relaciones con Irán, el rey saudí, Salman bin Abdelaziz Al Saud, aboga por hacer frente a las “amenazas extranjeras” que tratan de “expandir su control e imponer su hegemonía” en la región.

El pasado mes de septiembre, el vicecanciller iraní, Husein Amir Abdolahian, enfatizó que Irán desea lazos de amistad basados en el respeto mutuo con los países de la región, entre ellos Arabia Saudí: “Estamos dispuestos a dialogar con (…) saudíes”.

tas/nii/