Los palestinos se enfrentan a dos enemigos: La Ocupación y la Pandemia

A pesar de la pandemia mundial, es lo mismo de siempre para la ocupación militar israelí en Cisjordania y la Franja de Gaza.

Niños palestinos usan mascarillas protectoras en la ciudad de Gaza el 22 de marzo. Hay nueve casos confirmados de personas con el nuevo coronavirus en el territorio, todos en cuarentena.  Mohammed Zaanoun ActiveStills

A pesar de la pandemia mundial, es lo mismo de siempre para la ocupación militar israelí en Cisjordania y la Franja de Gaza.

El número de casos confirmados de COVID-19, la enfermedad respiratoria causada por el nuevo coronavirus, ha aumentado a casi 2.700 en Israel, aproximadamente 80 en la Cisjordania ocupada y nueve en la asediada Franja de Gaza.

La enfermedad se ha cobrado la vida de ocho israelíes hasta el momento, y una mujer palestina en la Cisjordania ocupada.

Mientras que el coronavirus enferma a más personas, los palestinos se enfrentan simultáneamente a un enemigo mayor: la ocupación militar israelí.

Gaza asediada y densamente poblada está en particular peligro debido a una epidemia generalizada.

«Israel no podrá desviar la culpa si este escenario de pesadilla se convierte en una realidad que creó y no hizo ningún esfuerzo por evitar», advirtió esta semana el grupo israelí de derechos humanos, B’Tselem.

El distanciamiento físico, quedarse en casa y mantener la higiene son precauciones que los palestinos luchan por tomar mientras Israel continúa demoliendo estructuras, realizando incursiones nocturnas, arrestando arbitrariamente a niños y hostigando rutinariamente a civiles.

Aprovechamiento de estructuras para clínica de campo

La madrugada del jueves, las fuerzas israelíes demolieron e incautaron estructuras destinadas a una clínica de campo y viviendas de emergencia en Ibziq, una aldea en el norte del Valle del Jordán en la Cisjordania ocupada.

Esto se hizo bajo la supervisión de la Administración Civil, el brazo burocrático de la ocupación militar de Israel.

Las fuerzas israelíes confiscaron carpas, un generador y suministros de construcción.

«Cerrar una iniciativa comunitaria de primeros auxilios durante una crisis de salud es un ejemplo especialmente cruel del abuso regular infligido a estas comunidades», declaró el grupo israelí de derechos humanos B’Tselem.

Según el jefe del consejo de la aldea, Abdul Majid Khdeirat, esto se hizo con el pretexto de que la construcción estaba en una zona militar cerrada.

Israel declara habitualmente que las tierras ocupadas de Cisjordania son zonas de tiro o militares y luego confisca las tierras para asentamientos ilegales israelíes.

Las fuerzas israelíes también demolieron las casas de tres familias palestinas en la aldea de al-Duyuk, cerca de Jericó.

Una excavadora militar israelí destruyó las casas de Muayad Abu Obaida, Thaer al-Sharif y Yasir Alayan, porque fueron construidas sin permisos que Israel casi nunca otorga a los palestinos. Esto no les deja otra opción que construir casas sin el permiso del ocupante.

Los tres agricultores son residentes de Jerusalén.

Fotos y videos de la demolición distribuidos en los medios locales:

 

وكالة شهاب

@ShehabAgency

قوات الاحتلال تهدم ثلاث منازل لمواطنين فلسطينيين بمنطقة سطيح في قرية الديوك غرب أريحا
تصوير: سليمان ابو سرور

View image on TwitterView image on TwitterView image on TwitterView image on Twitter
See وكالة شهاب’s other Tweets

 

Aislando decenas de miles

Mientras tanto, Israel está considerando aislar varios barrios de Jerusalén Este ocupada, aislando a decenas de miles de palestinos del resto de la ciudad.

Casi el 70 por ciento de las 100,000 personas en el campo de refugiados de Shuafat tienen tarjetas de residencia israelíes que les permiten ingresar a Jerusalén.

 

Ir Amim English Alerts@IrAmimAlerts

in : Isolation, A Thread
There is inc. concern that the Israeli gment intends to close checkpoints to EJ neighborhoods beyond the barrier: 8 Palestinian neighborhoods separated from Jerusalem by the and home to 120k-140k Palestinians. 1/

See Ir Amim English Alerts’s other Tweets

 

«En el caso de un cierre, estos residentes estarán completamente desconectados de su ciudad de la que dependen para todos los servicios básicos, y probablemente conducirá a un pánico y disturbios generalizados», advierte Ir Amim, un grupo israelí que trabaja por la igualdad en Jerusalén.

«Tal medida sería un paso más en la realización de planes israelíes de larga data para redibujar los límites municipales de Jerusalén para desconectar formalmente estos barrios de Jerusalén».

Israel usaría el coronavirus como pretexto para aislar esos barrios del resto de Jerusalén, a pesar de que el número de casos confirmados es dramáticamente menor en esos barrios en comparación con Israel.

«Las personas más vulnerables del mundo»

Grupos de derechos humanos están advirtiendo de un desastre masivo inminente en caso de un brote generalizado de COVID-19 en Gaza.

A menudo conocida como la prisión al aire libre más grande del mundo, el enclave costero ha estado bajo un estricto asedio israelí desde el año 2007. Israel controla el espacio aéreo y el mar de Gaza, e Israel junto con Egipto controla sus límites terrestres.

Gaza todavía se está recuperando de tres grandes ofensivas militares israelíes desde 2008.

«Los habitantes de Gaza están entre las personas más vulnerables del mundo a la pandemia mundial de COVID-19″, declaró el grupo palestino de derechos humanos Al-Haq.

La crisis de agua y saneamiento causada por el bloqueo prolongado de Gaza a Israel socava «la capacidad de los palestinos para prevenir y mitigar adecuadamente los impactos del brote de COVID-19″, agregó al-Haq.

Menos del cuatro por ciento del agua en el territorio es apta para el consumo humano.

Los sistemas de salud modernos en países como Italia y España se están derrumbando bajo la presión de la pandemia.

Un brote del nuevo coronavirus en Gaza, donde la infraestructura de salud ya está al borde del colapso, lo llevaría a «un desastre humanitario, creado completamente por Israel», afirmó B’Tselem.

 

B’Tselem בצלם بتسيلم

@btselem

COVID-19 in Gaza? After more than a decade of Israeli blockade – Israel will not be able to deflect the blame if this nightmare scenario turns into a reality that it created and made no effort to prevent. https://www.btselem.org/press_releases/20200322_corona_in_gaza 

Israeli-made nightmare scenario: COVID-19 in Gaza

The spread of COVID-19 in the Gaza Strip will be a massive disaster, resulting entirely from the unique conditions created by more than a decade of Israeli blockade: a failing healthcare system,…

btselem.org

260 people are talking about this

 

Israel habitualmente retrasa o niega los permisos para que muchos palestinos reciban tratamiento fuera de Gaza, otorgando permiso solo a una fracción que necesita atención médica.

«Ahora, incluso esta débil posibilidad no existirá», dijo B’Tselem.

La Dra. Mona El-Farra, presidenta de salud de la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina en Gaza, señaló a The Electronic Intifada que hay escasez de camas, equipos de protección y kits de prueba.

«No tenemos suficientes kits, tenemos hasta este momento alrededor de 200 kits para el diagnóstico. En este momento tenemos 2.500 personas en cuarentena. Todos necesitan ser probados».

Qatar prometió $150 millones en los próximos seis meses para ayudar a los esfuerzos de las Naciones Unidas contra el coronavirus en Gaza.

Si bien esta ayuda puede ayudar a corto plazo, también libera a Israel de su responsabilidad como potencia ocupante.

Sin acceso a servicios de emergencia.

Adalah, un grupo que aboga por los derechos de los palestinos en Israel, explica que los beduinos palestinos en la región sur de Naqab no tienen acceso a servicios médicos de emergencia.

El ministerio de salud de Israel prohíbe que las personas con fiebre y síntomas respiratorios abandonen sus hogares. Si su salud se deteriora, MDA, el servicio nacional de ambulancia, puede recomendar un examen en el hogar o una evacuación al hospital.

Sin embargo, esas aldeas no tienen acceso a la MDA.

El grupo envió una carta a las autoridades israelíes el domingo exigiendo que brinden esos servicios a 70,000 ciudadanos palestinos de Israel que viven en aldeas no reconocidas.

«Israel ha mantenido durante años una política de negligencia y discriminación a la hora de proporcionar servicios de salud de rutina, así como servicios médicos de emergencia, a los ciudadanos beduinos de Israel», dijo Adalah.

«A la luz de la crisis del coronavirus, esta política estatal ahora ha resultado en un peligro inmediato para los residentes locales y el público en general».

Sobre el autor: Tamara Nassar es editora asistente en The Electronic Intifada.

Fuente Original: Palestinians face two enemies: occupation and pandemic

Fuente: Tamara Nassar, The Electronic Intifada / Traducción: Palestinalibre.org

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org