Lula da Silva critica apoyo de Brasil a EEUU en la crisis con Irán

  • El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva durante una entrevista con un medio de comunicación.
El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva afirma que su país no debería “arrodillarse” ante la postura de Trump en la crisis entre EE.UU. e Irán.

¿Cuál es el papel de Brasil? No meterse en eso (…) Brasil puede ser socio de Irán y de EE.UU., no tendría que arrodillarse ante Trump y estar de acuerdo con el ataque al general, fue un acto terrorista, porque de hecho era un general oficial de Irán. Es muy malo para Brasil”, ha expresado este miércoles Lula da Silva en una entrevista concedida a un medio local.

Sus declaraciones se han producido después de que la Cancillería brasileña difundiera un comunicado apoyando el atentado terrorista cometido por EE.UU. contra el comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, en el territorio iraquí, aludiendo a que Brasilia siempre luchará contra “el flagelo del terrorismo”, lo que se interpretó como una alineación total con Washington.

Soleimani cayó mártir junto al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak, (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, y otros militares la madrugada del viernes en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de Bagdad, la capital iraquí.

 

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) ha señalado que el presidente de EE.UU., Donald Trump, ordenó tal magnicidio por sus ambiciones electorales a fin de lograr un rédito plebiscitario para las presidenciales del próximo noviembre. “Huele a campaña electoral porque Trump está rodeado de problemas y una guerra ayuda mucho a ganar los comicios”, ha agregado.

El que fuera presidente de Brasil entre los años 2003 y 2010 ha lamentado que el actual dirigente del país, Jair Bolsonaro, “no mida esfuerzos” para presentarse como un “chupabotas” del inquilino de la Casa Blanca.

A su juicio, Bolsonaro coloca a la nación brasileña en una situación de sumisión que perjudica la soberanía. En este sentido, ha sostenido que Brasil debe promover una diplomacia basada en el respeto mutuo entre las naciones en lugar de actuar de modo arbitrario.“Brasil no tiene que hablar duro con Bolivia y manso con EE.UU. Brasil tiene que ser respetado por Bolivia y por EE.UU.; por China y por Uruguay; por Paraguay y por Rusia (…) así se construye un país soberano, un país capaz de ser un agregador y no un desagregador como están haciendo” los gobernantes actuales, ha indicado.

krd/anz/alg