Málaga: Intentan salvar restos arqueológicos de la época musulmana

La Delegación de Cultura buscará la conservación de parte de un yacimiento musulman, de los siglos XI y XII, descubierto en unas obras.

El futuro de los restos arqueológicos encontrados en el tramo del Metro de la Avenida de Andalucía queda resuelto. Si a finales de la pasada semana la Delegación de Cultura dejaba abierta la puerta a la conservación de parte del yacimiento, que data de los siglos XI y XII, ahora da por segura avanzar en esta línea de acción.

Aunque la resolución final, que tendrá que firmar la responsable territorial de este departamento en la provincia, Carmen Casero, está pendiente de que previamente los técnicos arqueólogos que intervienen sobre el tajo desde mediados del pasado mes de marzo determinen qué conservar, cómo conservarlo y dónde conservarlo. Cuestiones que han sido expuestas en el marco de una reunión celebrada este lunes y a la que han asistido, entre otros, técnicos de Cultura, de la Agencia de Obra Pública responsable del proyecto del suburbano y de la empresa responsable de las excavaciones.

El futuro de los restos arqueológicos encontrados en el tramo del Metro de la Avenida de Andalucía queda resuelto. Si a finales de la pasada semana la Delegación de Cultura dejaba abierta la puerta a la conservación de parte del yacimiento, que data de los siglos XI y XII, ahora da por segura avanzar en esta línea de acción.

Aunque la resolución final, que tendrá que firmar la responsable territorial de este departamento en la provincia, Carmen Casero, está pendiente de que previamente los técnicos arqueólogos que intervienen sobre el tajo desde mediados del pasado mes de marzo determinen qué conservar, cómo conservarlo y dónde conservarlo. Cuestiones que han sido expuestas en el marco de una reunión celebrada este lunes y a la que han asistido, entre otros, técnicos de Cultura, de la Agencia de Obra Pública responsable del proyecto del suburbano y de la empresa responsable de las excavaciones.

«Se va a preparar una sola resolución, en la que se incluirá el traslado y la colocación definitiva», ha comentado la delegada, que ha precisado que para ello ya se trabaja en la memoria justificativa. A la espera de la propuesta final que se le ponga sobre la mesa, se parte de la premisa de que cualquier operación tendrá que ir de la mano de la Agencia de Obra Pública y el desarrollo de esta parte de la infraestructura ferroviaria. «Hay que intentar hacer compatible la conservación de los restos con la obra; para eso se está trabajando», ha señalado.

Sobre este particular, oficialmente desde la Consejería de Fomento se elude valoración alguna sobre la necesidad o no de proteger lo encontrado y se limitan a indicar que se hará «lo que determine Cultura». A pesar de ello, no parece muy previsible una resolución que traiga consigo una alteración relativamente significativa de los tiempos de ejecución del ferrocarril urbano.

El valor de la excavación en la Avenida de Andalucía ha ido creciendo con el paso de los meses, en buena medida porque la dimensión de los restos musulmanes encontrados excede lo inicialmente previsto. Entre otras razones porque la información, correspondiente tras la ejecución del aparcamiento que hay en el subsuelo, hacía pensar en la ausencia de restos de cierto interés.

Una imagen cenital del escenario de obra da buena muestra de la envergadura de lo encontrado hasta el momento por los operarios, que siguen ganando terreno en dirección hacia el puente de Tetuán. Los expertos son claros en incidir en que las estructuras actualmente localizadas corresponden a un barrio de la ciudad musulmana que pudo extenderse entre la zona de la Trinidad y El Perchel.

Una de las claves se relaciona con el dónde rescatar los restos que finalmente se consideren. Los antecedentes ya conocidos en la intervención del Metro en relación al patrimonio hacen pensar en la posible utilización de parte de la futura estación Guadalmedina, que llegó a ser manejada en su día por el otrora director del Metro, Enrique Salvo, o el espacio intermedio que queda libre en Callejones del Perchel entre el túnel del Metro y la calle, zona que, en un inicio, quedará habilitado para hacer visitable los restos de la muralla nazarí encontrada en ese punto y que está catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC).

Otra de las fórmulas ya conocida y que va a ser de aplicación en la Alameda Principal pasa por la extracción de las piezas que se quieran mantener y su recolocación en su emplazamiento original una vez desarrollada toda la infraestructura. Es justamente lo ya realizado con una parte del muro oeste del fuerte de San Lorenzo, que podrá ser contemplado por los peatones que deambulen por el lateral norte de la Alameda a través de una pirámide acristalada.

La posición del Ayuntamiento es igualmente neutral en este asunto, incidiendo que es Cultura quien tiene la competencia en la materia. Pero el alcalde, Francisco de la Torre, ha dejado entrever que la solución que finalmente se adopte no debería traer consigo una afección sobre la obra del Metro. Aunque no lo ha dicho de manera directa, sí lo ha insinuado al recordar lo sucedido en Callejones del Perchel tras la aparición de los restos de la muralla nazarí. «Mantener los restos supuso un retraso muy importante en Callejones del Perchel», ha apuntado, incidiendo en: «hay que sopesar y valorar».

Por su parte, en el marco de una comparecencia solicitada por Adelante, el concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López, ha admitido que los restos aparecidos «ha sorprendido» a los técnicos, aunque la decisión final está en manos de Cultura. Precisamente, el pasado viernes los representantes de Adelante en el Parlamento andaluz formularon una pregunta a la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, para informar de las acciones que se están llevando a cabo en entorno a este yacimiento.

FUENTE MUNDOISLAM