Miles de personas piden a Facebook fin de censura de los palestinos

  • Un cartel con el lema de ‘Facebook, Stop Censoring Palestine’(Facebook Detenga censura a Palestina).
Facebook sofoca repetidamente las voces palestinas, lo que ha levantado la ira de miles de personas que piden el fin de la censura por esta red social.

Millones de personas han condenado la censura de los palestinos utilizando las etiquetas como #FacebookCensorsPalestine (Facebook Censura Palestina), después de que Zoom, Facebook y YouTube bloquearan el martes conjuntamente un evento académico organizado para el miércoles por la Universidad Estatal de San Francisco (EE.UU.) con la participación de la activista palestina Leila Jaled.

Con tuits, publicaciones en Facebook, historias de Instagram, vídeos y protestas en vivo, miles de personas desde Ramalá (norte de la Cisjordania ocupada) hasta San Francisco pidieron al gigante de las redes sociales que dejara de censurar injustamente las voces palestinas y a quienes apoyan los derechos de los palestinos.

En rechazo a esta censura, la coalición ‘Facebook, Stop Censoring Palestine’ (Facebook, Detenga Censura a Palestina) está instando al gigante de las redes sociales a eliminar a la israelí Emi Palmor de su Junta de Supervisión, cuya función es tomar “decisiones definitivas y vinculantes sobre si se debe permitir o eliminar contenido específico” de Facebook y sus otras entidades, incluida Instagram.

Palmor es una exjefa del ministerio de justicia israelí que administró personalmente la unidad cibernética del régimen israelí que resultó en la eliminación de miles de piezas de contenido palestino de Facebook.

 

Durante su mandato de cinco años, el “trabajo ilegal de la unidad cibernética impuso severas limitaciones a la libertad de expresión y opinión, especialmente sobre Palestina”.

Alysia Grapek, autora de un informe titulado ‘Facebook Censura Palestina’, recogido el jueves por el portal de noticias Middle East Eye (MEE) criticó a Facebook por silenciar las voces palestinas en sus plataformas de redes sociales, bajo el pretexto de evitar el discurso de odio.

El informe se refiere a la eliminación de puestos de la supermodelo palestino-holandesa Bella Hadid, así como de la profesora palestino-estadounidense Noura Erakat, bajo tales pretextos.

Hadid publicó una foto del pasaporte palestino de su padre, que posteriormente fue borrado, mientras que Erakat publicó sobre su prima, asesinada a tiros por soldados israelíes.

Grapek descubrió en su investigación que algunas de las palabras clave que llevaron a la censura incluyen las palabras: mártir, Resistencia, HAMAS (Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina) y Hezbolá (Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano).

Durante años, Facebook ha desactivado las cuentas de los palestinos en coordinación con el régimen israelí y las agencias de seguridad, con el pretexto de evitar la “incitación” palestina.

Los dirigentes de esta red social y las autoridades israelíes firmaron en septiembre de 2016 un acuerdo que obliga a Facebook a eliminar todo tipo de contenido que se considera antisraelí.

Los palestinos consideran que el pacto busca censurar todo tipo de críticas a Israel y no dejar que los activistas y los ciudadanos usen la plataforma de Facebook para mostrar al mundo las prácticas brutales y la represión que los militares israelíes ejercen sobre los palestinos.

tmv/ktg/fmk/mjs