Ministro israelí critica construcción de muros en Al-Quds

  • Policía israelí construye muros de cemento para separar a los palestinos de los israelíes en Al-Quds.

    Policía israelí construye muros de cemento para separar a los palestinos de los israelíes en Al-Quds.

Un ministro israelí denuncia que la construcción de muros de cemento en Al-Quds (Jerusalén) dificulta la paz con los palestinos.

“Desde el punto de vista de la seguridad no es una medida correcta”, se ha lamentado este lunes el ministro de inmigración del régimen de Tel Aviv, Zeev Elkin, en alusión a la construcción de muros en un barrio en Jerusalén iniciada el domingo con el fin de separar a los palestinos de los judíos

“Desde el punto de vista de la seguridad no es una medida correcta”, dice el ministro de inmigración del régimen de Israel, Zeev Elkin, en relación a la construcción de muros de separación en Jerusalén

La policía israelí precisó que el muro, de cinco metros de alto, estará en el lugar “tanto tiempo como sea necesario”.

“Ya discutimos sobre esto en el gabinete, ya que está claro que la medida no puede ser una solución para distender la situación entre israelíes y palestinos”, ha agregado Elkin, del gobernante partido Likud, en declaraciones a la Radio Army israelí.

Desde hace casi un mes, los territorios ocupados palestinos viven una situación de máxima tensión a raíz de los ataques de los militares israelíes a los palestinos y la profanación de la Mezquita Al-Aqsa en Al-Quds por parte de los colonos israelíes.

Militares israelíes disparan contra palestinos en una manfiestación en Cisjrodania.

 

El régimen israelí promueve una ley para castigar a los niños palestinos

Según ha informado este mismo lunes el diario israelí Jerusalem Post, la ministra de justicia del régimen de Tel Aviv ha impulsado una nueva ley que permitiría encarcelar a menores palestinos, de hasta 12 años, en caso de estar implicados en ataques contra los israelíes.

A este proyecto de ley le han llovido las críticas de grupos de derechos humanos y civiles, que denuncian la violencia extrema de los militares israelíes contra los menores palestinos.

El régimen de Tel Aviv ha aprobado recientemente polémicas leyes para hacer frente a la nueva Intifada palestina. El martes pasado, el gabinete israelí dio luz verde a una ley que autoriza el cierre de barrios palestinos considerados problemáticos en Al-Quds (ocupada desde 1967), la destrucción inmediata de las casas de los palestinos agresores y la revocación de los permisos de residencia en Al-Quds a ciudadanos árabes implicados en ataques antisraelíes.

En lo que va de mes, al menos 45 palestinos, entre ellos varios menores de edad, han muerto y cerca de 4000 resultado heridos por las armas de fuego israelíes, según las estadísticas anunciadas el domingo por Ministerio palestino de Salud.

mjs/nii/