Muhammad Elayyan es sólo un pequeño niño palestino, pero aun así fue llevado a un interrogatorio israelí

La policía israelí se ha dado cuenta de que su intimidación habitual hacia los niños estaba en las redes sociales gracias a los palestinos y sus teléfonos móviles, quienes graban estas imágenes de las violaciones cometidas por las fuerzas de ocupación.

Muhammad Rabi ‘Elayyan, un niño palestino de cuatro años, fue llevado a una estación de policía para ser interrogado por las fuerzas israelíes.

Muhammad Rabi ‘Elayyan fue convocado por la policía israelí para ser interrogado; la citación fue entregada a su familia en Jerusalén ocupada, por lo que tuvieron que llevarlo a la estación de policía. El niño tiene solo cuatro años, pero no es el primer niño en ser interrogado. Sabemos de esta situación en particular debido al apoyo que recibió de sus vecinos que lo acompañaron a la estación de policía el martes por la mañana. Las imágenes del incidente circularon por todo el mundo.

Salió de su casa con su padre en el barrio de Issawiya en Jerusalén, sosteniendo un juguete y algunos bocadillos en caso de que tuviera hambre durante la investigación o incluso arresto por presuntamente arrojar piedras. La policía se dio cuenta de que su intimidación habitual hacia los niños estaba en las redes sociales gracias a los palestinos y sus teléfonos móviles, quienes capturaron imágenes de las violaciones cometidas por las fuerzas de ocupación. La policía tuvo que negar su intención de someter al niño a un interrogatorio, alegando en cambio de que el que iba a hacer interrogado era padre sobre las acusaciones de que su hijo arrojó piedras a las fuerzas de ocupación. La familia del niño enseguida mostró la citación real emitida la noche anterior, en donde se especificaba claramente el nombre de Muhammad Rabi ‘Elayyan.

Lo que le sucedió a este niño palestino expuso la realidad de la violencia física y psicológica que las autoridades de ocupación israelíes infligen a los niños palestinos, la mayoría de los cuales tiene lugar fuera de la vista. El arresto y tortura de niños palestinos por parte de Israel no es nada nuevo, a pesar de la propaganda israelí en sentido contrario. Las sanciones impuestas por las autoridades de ocupación a algunos de esos jóvenes incluyen el arresto domiciliario y la prohibición de la escuela. Tales sentencias se han impuesto a entre 60 y 100 niños palestinos menores de 14 años solo en Jerusalén. Los niños mayores pueden ser enviados a prisión, como fue el caso de Fawzi Al-Junaidi, de 16 años, quien fue golpeado por un soldado cuando pasaba y luego arrestado con gran brutalidad por 23 soldados en Hebrón el 7 de diciembre de 2017. Al-Junaidi estaba con los ojos vendados y esposado.

Soldados israelíes arrestan al adolescente palestino Fawzi Muhammad Al-Juneidi en Jerusalén el 8 de diciembre de 2017 [Twitter]

Psicológicamente, el terror más severo infligido a los niños palestinos es presenciar algunas de estas horribles experiencias en Cisjordania y Jerusalén cuando los israelíes arrestan a personas de sus vecindarios. Las experiencias más traumáticas son las que tienen lugar dentro de los hogares palestinos cuando las fuerzas de ocupación asaltan casi a diario durante el amanecer las aldeas y pueblos para secuestrar a las personas mientras duermen.

Estas violentas campañas intimidan a toda la comunidad palestina e intentan sistemáticamente disuadir a cualquiera de desafiar la ocupación. Los corazones de docenas de niños palestinos tiemblan cada semana al presenciar el arresto de sus padres, el símbolo de su protección, sus hermanos mayores o incluso sus madres y hermanas. Tales incidentes permanecen grabados en sus corazones y mentes y les dan un motivo para volver su ira contra la ocupación y sus soldados, ya sea gritándoles u otros medios, incluso arrojando piedras. Esto a su vez puede llevar a más ejecuciones de campo por parte de las fuerzas de ocupación israelíes usando balas vivas contra niños en edad escolar, como lo hacen en Cisjordania (y en la Franja de Gaza, por supuesto). Esto se ha convertido casi en una rutina desde el otoño de 2015.

Las órdenes de demolición y desalojo forzoso entregadas por las autoridades de ocupación a familias palestinas en todo Jerusalén y Cisjordania también intimidan a los niños. Los entregados a la aldea beduina de Khan Al-Ahmar en Jerusalén Este son un ejemplo de la continua opresión de los beduinos palestinos y sus comunidades, que han sido amenazados durante años por el desplazamiento forzado en el “Área C” de Oslo en el que Israel tiene administración y seguridad. controlar. En estas aldeas, los niños palestinos viven bajo una amenaza existencial constante en sus propios hogares.

De hecho, todos los aspectos de la infancia palestina están amenazados, especialmente en algunos barrios de Jerusalén, donde las autoridades israelíes han ordenado la demolición de viviendas “sin licencia”. La ocupación utiliza tales órdenes para garantizar que tenga un mayor control y pueda expandir los asentamientos ilegales en tierras palestinas. Al hacerlo, también bloquea las solicitudes de permisos de construcción presentadas por palestinos locales que saben que si construyen sin un permiso, su hogar será destruido tarde o temprano. Las demoliciones son eventos trágicos, como vimos en Wadi Al-Hummus la semana pasada, cuando excavadoras y explosivos dejaron a 100 familias palestinas sin hogar, para deleite de los soldados israelíes responsables. No podemos imaginar cómo esto afectará a los hijos de esas familias.

Afortunadamente, los jóvenes palestinos nacidos y criados bajo la ocupación de Israel aprenden a ser resistentes de sus mayores. Además, son expertos en redes sociales, por lo que incidentes como el incidente con Muhammad Rabi ‘Elayyan en su camino al interrogatorio a manos de funcionarios israelíes nunca pasarán desapercibidos.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Middle East Monitor.

 

Fuente Original: Muhammad Elayyan is a small child, but was still taken for an Israeli interrogation

Fuente: Hossam ShakerHossam Shaker, Middle East Monitor / Traducción: Palestinalibre.org

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org