Mundo Islámico: Autoridad Palestina y Jordania condenaron las visitas de legisladores israelíes a Mezquita Al Aqsa 

La Autoridad Palestina y Jordania han condenado las recientes visitas de dos miembros del parlamento israelí (Knesset) a la Mezquita Al-Aqsa, tras el fin de la prohibición que el régimen ocupante habia impuesto para que los legisladores israelíes entren en el sitio sagrado.
 
Yehuda Glick, del partido de derecha israelí Likud, y Shuli Moalem-Refaeli, del partido de extrema derecha Hogar Judío, visitaron este martes el Haram al-Sharif, al que los judíos llaman Monte del Templo, en la Ciudad Vieja de Jerusalén Este.
 
Los legisladores estaban acompañados por policías israelíes fuertemente armados.
 
Las visitas fueron posibles después de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, levantara la prohibición de dos años para el ingreso de los legisladores israelíes en el sitio para un período de prueba para tantear el terreno y determinar si provocarían tensiones.
 
La medida provocó el enojo de los palestinos, en tanto Nabil Abu Rudeineh, portavoz del presidente palestino Mahmoud Abbas, condenó las visitas como provocativas.
 
Dijo que las provocaciones israelíes en la Mezquita Al-Aqsa conducirán a graves consecuencias, cuya responsabilidad será sólo de Tel Aviv.
 
Jordania, el custodio de la Mezquita Al Aqsa, también condenó las visitas calificándolas como “inaceptables”, sosteniendo que la “decisión irresponsable de Israel aumentará la tensión y la escalada en un lugar sagrado para todos los musulmanes”.
El portavoz del gobierno jordano, Mohammad al-Momeni, pidió al régimen israelí “como potencia ocupante, tomar las medidas para evitar las provocaciones de los extremistas contra la Mezquita Al-Aqsa”.
 
Por otra parte, el legislador israelí Masud Ghnaim dijo que permitir a los políticos de derecha en el recinto de al-Aqsa tenía “el objetivo de provocar el sentimiento árabe y musulmán e inflamar la situación”.
 
Otro legislador israelí, Ahmad Tibi, también acusó a los legisladores israelíes de derecha de intentar cambiar el status quo del sitio.
 
“Los parlamentarios árabes llegan a su casa, a su mezquita. Pero los parlamentarios de la extrema derecha asaltan la mezquita con la protección de la policía, y son los mismos que quieren cambiar el statu quo para permitirles rezar en el patio de la mezquita “, agregó.
 
En octubre de 2015, Netanyahu prohibió a los legisladores israelíes visitar la Mezquita Al-Aqsa. La orden estaba destinada a calmar el malestar que estalló en los palestinos ante la sospecha de que Israel planeaba alcanzar un mayor control sobre el complejo de la mezquita.
 
En los hechos más reciente, la violencia estalló después de producirse un tiroteo mortal el 14 de julio fuera del Haram al-Sharif.
 
Utilizando el tiroteo como pretexto, Israel instaló detectores de metales y cámaras de vigilancia en las entradas del recinto de al-Aqsa.
 
Las medidas restrictivas provocaron críticas en todo el mundo, en tanto los palestinos denunciaron que dichas prohibiciones estaban destinadas a expandir el control del régimen sobre el lugar sagrado.
 
El 24 de julio, Tel Aviv retrocedió ante las protestas y los violentos enfrentamientos desatados, eliminando todas las restricciones en la Mezquita Al-Aqsa.
ptv / pi