Nasralá y Sinwar entre las figuras más influyentes en “Israel”

nasrala sinwar

Para el régimen de Tel Aviv, el secretario general libanés de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasralá, y el jefe del Buró Político de Hamas, Yahya Sinwar, están considerados, en vista de sus habilidades de liderazgo, “las personalidades más importantes e influyente en la sociedad israelí”.

Según un informe publicado en el sitio web del canal libanés Al Mayadin, la sociedad israelí y su liderazgo político y militar son muy conscientes de que el jefe del Buró Político de Hamas, Yahya Sinwar, y el secretario general de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasralá. son capaces de cambiar las ecuaciones políticas en “Israel” e influir en su economía.

Hace unos días, el sitio económico israelí Calcalist colocó al jefe del Buró Político de Hamas y al secretario general de Hezbolá libanés en la lista de cinco figuras influyentes en la sociedad israelí. Esta clasificación ha atraído la atención de las autoridades israelíes y se ha tenido en cuenta en varios niveles dentro del gobierno

El hecho de que Sinwar y Nasralá estén en la parte superior de la lista de figuras influyentes en “Israel” es el resultado de su capacidad para tomar decisiones importantes y sensibles contra el enemigo ocupante. Los dos hombres lograron establecer reglas apropiadas con respecto a los enfrentamientos con las fuerzas de ocupación en los frentes norte y sur y evitar el avance del enemigo en la Franja de Gaza y el Líbano.

Durante dos años y medio, la Resistencia palestina dirigida por las Brigadas Al Qassam (el ala militar del movimiento Hamas) ha vivido tiempos difíciles y tumultuosos. Sin embargo, ha fortalecido su posición y establecido nuevas reglas de enfrentamiento al confiar en “la política del borde del abismo”, donde existe el riesgo de un enfrentamiento por accidente. Esto dio lugar a una confusión en el escenario política israelí y afectó a la estabilidad interna dentro de esa sociedad.

Estos acontecimientos provocaron un alboroto dentro de la sociedad israelí, cuya primera reacción fue la renuncia de Avigdor Lieberman al frente del Ministerio de Asuntos Militares. Él no pudo cumplir una de las promesas del presidente israelí Reuven Rivlin sobre Gaza, a saber, la destrucción de Hamas y la liquidación de su comandante.

Lo más interesante es que el régimen de Tel Aviv ha acusado a Yahya Sinwar de estar detrás de esta situación, lo que lo ha situado en el centro de la atención de los medios israelíes.

Con respecto al Frente Norte, Sayyed Hassan Nasralá, el secretario general de Hezbolá, con sus miles de misiles, puede paralizar a los israelíes, interrumpir sus vidas diarias y atacar su infraestructura vital. Nasralá es el hombre que ha paralizado al enemigo, obligándolo a pensarlo bien antes de cualquier acto o gesto contra Hezbolá o el Líbano.

A pesar de la demostración de fuerza del régimen de Tel Aviv en su guerra contra los túneles en la frontera del Líbano y los ataques contra el Suburbio al Sur de Beirut (un bastión de Hezbolá), Sayyed Hassan Nasralá no dejó de responder a la agresión, lo que puso a los israelíes en una situación de tensión y nerviosismo.

Source: Diversas