Obama permite apoyo militar a fuerzas foráneas en Siria

  • Combatientes del llamado Ejército Libre de Siria (ELS), que gozan del apoyo de EE.UU., se sitúan en las afueras de la ciudad siria de Dabiq (norte), 15 de octubre de 2016.

    Combatientes del llamado Ejército Libre de Siria (ELS), que gozan del apoyo de EE.UU., se sitúan en las afueras de la ciudad siria de Dabiq (norte), 15 de octubre de 2016.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha ordenado el levantamiento de las restricciones al suministro de material militar a ‘fuerzas extranjeras’ en Siria.

El levantamiento de las restricciones al suministro de armas, municiones y equipos militares a las ‘fuerzas extranjeras’ que participen en operaciones de apoyo, junto con EE.UU., en Siria fue anunciado el jueves por Obama mediante un comunicado oficial dirigido al Ministerio de Defensa (Pentágono), según indicó el secretario de prensa de la Casa Blanca.

De acuerdo al texto del comunicado, esta excepción en las disposiciones de la Ley de Control de Exportación de Armas permite el “suministro de bienes y servicios a las fuerzas extranjeras, grupos e individuos que participan en las operaciones de apoyo” y facilitación a operaciones que lleve a cabo EE.UU., supuestamente dirigidas a combatir el terrorismo en Siria.

De este modo, la medida –calificada en el documento como algo “esencial para los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos”– anula las limitaciones establecidas hasta ahora en relación con este tipo de suministros y da los permisos necesarios para que el Pentágono pueda volver a exportar armamento a quien considere aliado. Matiza, sin embargo, que a modo de trámite se deberá presentar información detallada al Congreso para obtener la aprobación.

El presidente estadounidense anunció una resolución similar en 2013 –tras el ataque con armas químicas contra la población civil en el suburbio de Guta (Damasco) ese mismo año, y cuya responsabilidad EE.UU. atribuyó al Ejército sirio mientras que Damasco reveló el rol de los terroristas–. A raíz de la orden presidencial, se permitió la transferencia de armamento militar estadounidense a ‘ciertos miembros de las fuerzas de la oposición’ que luchan contra las fuerzas gubernamentales. La reciente orden, sin embargo, abarca a un grupo más amplio de posibles beneficiados.

 

Desde el 2014, Washington ha realizado acciones militares y ha desplegado sus tropas en Siria sin la aprobación del Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, ha respaldado a algunos grupos armados locales.

El apoyo militar estadounidense a los que considera ‘rebeldes moderados’ no ha sido eficaz, ya que las armas, e incluso miembros de estos grupos, han acabado en las filas de bandas terroristas como EIIL (Daesh, en árabe) o han mostrado el deseo de acercarse a grupos como Al-Qaeda.

snr/ctl/myd/mrk