ONU dice NO a “inapropiada” propaganda israelí sobre sionismo

  • Miembros del movimiento antisionista Neturei Karta, también conocido como Judíos Unidos Contra el Sionismo.

    Miembros del movimiento antisionista Neturei Karta, también conocido como Judíos Unidos Contra el Sionismo.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha decidido censurar por «inapropiado»el tema del sionismo que se incluye en una nueva exhibición sobre Israel.

En su decisión anunciada este domingo, el ente internacional ha anunciado que tres de las 13 pantallas sobre el “sionismo, Jerusalén y los árabes israelíes” serán suprimidas de la exposición ‘Israel Matters’, programada para el lunes en su sede de Nueva York.

Tal y como han explicado las fuentes de la ONU, la medida corresponde a los resultados de varias evaluaciones hechas recientemente, según las cuales el contenido de los temas planteados para el evento resulta “inapropiado”.

De acuerdo con esta decisión escandalosa, el sionismo no es propio de las Naciones Unidas y es por eso que me decidí a protestar (…) Si la decisión no se revoca, mostraré los temas censurados como parte de una exposición separada”, dice el embajador israelí ante la ONU, Danny Danon.

Una vez conocido el anuncio, las autoridades del régimen de Tel Aviv han expresado su firme rechazo a la decisión de la ONU y afirman que el organismo con esta acción “ha sacado a luz su ideología antisionista”.

En este sentido, el embajador israelí ante la ONU, Danny Danon —quien preparó la exposición en colaboración con la organización sionista StandWithUs— ha pedido al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que revoque esa orden.

“De acuerdo con esta decisión escandalosa, el sionismo no es propio de las Naciones Unidas y es por eso que me decidí a protestar (…) Si la decisión no se revoca, mostraré los temas censurados como parte de una exposición separada”, ha comentado.

Hace unos 40 años, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó una resolución que define al sionismo como racismo, no obstante, fue cancelada 16 años más tarde por las presiones del propio Israel y, en gran medida, las de su estrecho aliado, EE.UU.

En varias ocasiones, las instituciones y el organismo internacionales se han mostrado crítico a las acciones propagandísticas del régimen de ocupación de difundir la ideología sionista, pues las consideran como una medida a favor del racismo.

mpv/ncl/rba