ONU urge a Israel al cese de demoliciones de casas palestinas en Al-Quds

  • Beduinos palestinos recogen el resto de sus bienes tras la demolición de su casa por fuerzas israelíes.

    Beduinos palestinos recogen el resto de sus bienes tras la demolición de su casa por fuerzas israelíes.

La ONU urge al inmediato fin de los planes expansionistas de Israel en las tierras de beduinos palestinos en la región de Al-Quds (Jerusalén) y al cese de su próxima conversión en asentamientos ilegales.

“Una vez más estoy alarmado profundamente por presenciar las intenciones de Israel de expulsar a los refugiados beduinos palestinos de sus hogares, destruyendo sus medios de vida y su cultura”, ha explicado este miércoles el director de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Medio (UNRWA, por sus siglas en inglés) para la Cisjordania ocupada, Felipe Sánchez.

Una vez más estoy alarmado profundamente por presenciar las intenciones de Israel de expulsar a los refugiados beduinos palestinos de sus hogares, destruyendo sus medios de vida y su cultura”, explica el director de la UNRWA para la Cisjordania ocupada, Felipe Sánchez.

A este respecto, el titular de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha enfatizado que los niños de esas comunidades no deben experimentar el trauma del desplazamiento que las generaciones anteriores ya vivieron.

Por su parte, el coordinador de las Actividades de Desarrollo y Humanitarias de la ONU para el Territorio Palestino Ocupado, Robert Piper, ha recordado que, según el derecho internacional, el régimen de Tel Aviv no puede obstruir la ayuda y presionar a los residentes a abandonar sus hogares.

Asentamientos ilegales israelíes construidos en las cercanías de las viviendas de beduinos palestinos.

 

“La comunidad internacional debe garantizar que los planes para trasladar a estas comunidades sean denegados si lo que se pretende es proteger la solución de dos Estados”, ha insistido, para después calificar de “inaceptable” la destrucción de la propiedad y la negación de la asistencia de los donantes con fondos a las comunidades palestinas más vulnerables.

También, ha recordado que la reubicación forzada de las comunidades beduinas amenazaría su cultura y sus medios de vida, ya que esta población pierde sus fuentes de ingresos y su tejido social.

Esta denuncia de los representantes de la ONU tiene lugar después de la visita de diplomáticos de hasta 17 países europeos a la comunidad beduina del barrio de Abu Nuwar, muy próximo a Al-Quds, donde se han registrado recientemente “demoliciones y confiscaciones por parte de las autoridades israelíes”.

“Llegamos a Abu Nuwar para escuchar de primera mano lo que los residentes han vivido, y nos fuimos con una voluntad fortalecida”, ha detallado Piper al respecto.

Últimamente, el régimen de Israel ha demolido un sinnúmero de casas palestinascon el fin de expandir los asentamientos de los colonos judíos en territorio palestino o reprimir a los palestinos.

En octubre de 2015, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó la violencia desenfrenada de las fuerzas israelíes y advirtió de que la destrucción de viviendas palestinas o la edificación de nuevos asentamientos ilegales para colonos israelíes en las tierras ocupadas no hará sino agravar las actuales tensiones.

Desde 1967, el régimen de Israel, bajo diversos pretextos, ha confiscado unas 100.000 hectáreas de los territorios de Palestina.

tas/anz/rba