Palestina condena silencio de la ONU ante infanticidios de Israel

  • La madre de Laila Qandur, una bebé palestina de ocho meses que murió en un ataque israelí a Gaza, enero de 2019.
La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) condena a la ONU por no incluir al régimen de Israel en su lista negra de países o grupos infanticidas.

Hanan Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la OLP, ha considerado este jueves un “fracaso” que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) no incluya, por cuatro años consecutivos, a Israel en su lista negra anual de infanticidas.

“Este fracaso es inexcusable, dado el pésimo historial de Israel en materia de derechos humanos y sus abusos documentados contra los niños palestinos, incluida la detención arbitraria de cientos de menores cada año, el uso de torturas contra ellos y otras violaciones graves, incluidos el asesinato y la mutilación deliberados de aproximadamente 2800 niños palestinos solo en 2018”, ha denunciado Ashrawi en un comunicado.

A juicio de la responsable palestina, el silencio de la ONU y la comunidad internacional ante las atrocidades israelíes ha animado al régimen de ocupación israelí “a seguir cometiendo con bastante impunidad crímenes de guerra y violaciones del derecho internacional y de los derechos humanos de los palestinos”.

Este fracaso es inexcusable, dado el pésimo historial de Israel en materia de derechos humanos y sus abusos documentados contra los niños palestinos, incluida la detención arbitraria de cientos de menores cada año, el uso de torturas contra ellos y otras violaciones graves, incluidos el asesinato y la mutilación deliberados de aproximadamente 2800 niños palestinos solo en 2018”, ha denunciado Hanan Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la OLP, condenando el silencio de la ONU ante crímenes de Israel.

 

La nota advierte que “la derecha israelí está explotando la actual asociación estadounidense-israelí” para violar el derecho internacionalmente reconocido del pueblo palestino de tener un Estado independiente.

Llama además a la comunidad internacional a que cumpla con su “responsabilidad legal y moral de garantizar que el pueblo palestino disfrute de sus derechos inalienables y absolutos a la autodeterminación y la libertad”.

En un informe presentado el 26 de julio el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, apuntó el dedo acusador a Israel y Arabia Saudí por considerarlos como los principales infanticidas del mundo.

El organismo internacional aunque puso, por tercer año consecutivo, a Riad y a sus aliados en la lista negra por haber matado a cientos de niños en Yemen, se abstuvo de añadir a Israel en dicha lista.

Un reciente informe de la ONU verificó que al menos 59 niños palestinos fueron asesinados y otros 2756 resultaron heridos por las fuerzas israelíes durante el año 2018.

ftm/lvs/rba