Parlamentaria musulmana británica pide proteger a las figuras históricas y religiosas

Naz Shah, parlamentaria británica laborista, defendió el honor del Profeta Muhammad y destacó el estrés y daño emocional causado a los musulmanes por las caricaturas ofensivas que han sido publicadas repetidamente en Europa.

 

Parlamentaria musulmana británica pide proteger a las figuras históricas y religiosas

La Cámara de los Comunes busca aprobar un proyecto de ley cuyo objetivo es criminalizar el vandalismo de estatuas y mitigar el daño emocional causado por la destrucción de tales obras.

Si se aprueba, la ley impondría una pena de cárcel de hasta 10 años para cualquier persona que sea declarada culpable de atacar y destrozar estatuas.

“¿Por qué? ¿Por qué una persona iba recibir una pena mucho más significativa por atacar una estatua de piedra o hierro que si hubiera dañado un muro de piedra o una puerta de hierro? No están vivas, no pueden ser heridas ni tienen sentimientos y están hechas de los mismos elementos, pero uno tiene más significado que el otro. Simplemente pregunto ¿por qué?”, dijo Shah durante su intervención en el pleno.

Shah resaltó los problemas que enfrentan los musulmanes en Reino Unido y el resto del mundo cuando se trata de la difamación de lo que aprecian.

“Para mí, como musulmana, para millones de musulmanes en todo este país y para la cuarta parte de la población mundial, que también es musulmana, no hay una sola cosa en el mundo que conmemoremos y honremos más que a nuestro amado Profeta Muhammad”, aseguró Shah.

Shah comparó el amor y cariño de los musulmanes por su profeta con el apego del pueblo británico a figuras como Winston Churchill y Oliver Cromwell.

La legisladora afirmó que esta ley debe extenderse a personajes e individuos que tienen importancia para otras comunidades de la misma manera que protege a personajes históricos de Reino Unido.

“Cuando los fanáticos y racistas difaman, calumnian o abusan de nuestro profeta, al igual que algunas personas hacen con personalidades como Churchill, el daño emocional causado en nuestros corazones es insoportable”, explicó Shah.

“Para 2.000 millones de musulmanes, él es el líder que conmemoramos en nuestros corazones, honramos en nuestras vidas y forma la base de nuestra identidad y de nuestra propia existencia”, prosiguió Shah.

La legisladora reconoció la importancia y el simbolismo de los monumentos en la historia de Reino Unido y defendió el derecho a debatir y estar en desacuerdo sobre la importancia de cualquier figura histórica, pero argumentó que la difamación de cualquier monumento histórico era incorrecta y profundamente divisiva.

“Para aquellos que dicen que es solo una caricatura, no les diré que es solo una estatua porque entiendo la fuerza del sentimiento británico cuando se trata de nuestra historia, nuestra cultura y nuestra identidad. No es solo una caricatura y no son solo estatuas. Representan, simbolizan y significan mucho más para nosotros como seres humanos”, dijo Shah.

La legisladora citó al autor y dramaturgo George Bernard Shaw, quien dijo sobre Muhammad: “Fue, con mucho, el hombre más notable que jamás haya pisado esta tierra. Predicó una religión, fundó un estado, estableció un código moral, inició numerosas reformas sociales y políticas, estableció una sociedad poderosa y dinámica para practicar sus enseñanzas y revolucionó por completo los mundos del pensamiento y el comportamiento humano para todos los tiempos por venir”.

MundoIslam