Península Coreana: Corea del Norte, Corea del Sur y el UNC mantienen conversaciones trilaterales para avanzar en la desmilitarizacion fronteriza

imagen.png

Corea del Norte, Corea del Sur y el Comando de las Naciones Unidas (UNC, por sus siglas en inglés), dirigido por Estados Unidos, han mantenido sus primeras conversaciones sobre la desmilitarización de la frontera, fuertemente fortificada, entre las dos Coreas como parte de un acuerdo firmado el mes pasado entre Seúl y Pyongyang.

Las conversaciones diplomáticas, dirigidas por altos oficiales militares, comenzaron el martes a puerta cerrada en la aldea de tregua de Panmunjom.

«La primera reunión entre el Sur, el Norte y la UNC sobre el desarme del Área Conjunta de Seguridad (JSA) tendrá lugar hoy (martes) a las 10 de la mañana en Panmunjom», informó el Ministerio de Defensa de Corea del Sur en un mensaje enviado a los periodistas a primera hora de la mañana.

Las dos Coreas, que técnicamente continúan en guerra desde 1953, acordaron el mes pasado avanzar en un proceso de paz convirtiendo la Península Coreana en una «tierra de paz sin armas nucleares y sin amenazas nucleares».

En el marco de un acuerdo firmado en una cumbre entre el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el líder norcoreano Kim Jong-un en la capital norcoreana de Pyongyang, acordaron detener los ejercicios militares, retirar gradualmente las minas terrestres y los puestos de guardia dentro de la Zona Desmilitarizada (DMZ), y establecer una amplia zona de exclusión aérea cerca de su frontera.

Como paso inicial, las dos partes comenzaron a retirar las minas terrestres en la Kyokai a principios de este mes, y deben retirar el equipo de vigilancia «innecesario» una vez que se hayan completado los trabajos de remoción de minas terrestres.

Según el Ministerio de Defensa del Sur, las medidas transformarían la frontera en un «lugar de paz y reconciliación».

«La mayoría de las operaciones serán ejecutadas por las dos Coreas, pero con el control de la UNC, dominada por los estadounidenses, y que también maneja la Comisión Militar de Armisticio», dijo una fuente militar surcoreana bajo condición de mantener el anonimato.

Las dos partes también acordaron este lunes comenzar a reconectar los enlaces ferroviarios y por carretera. Estos cambios permitirían reuniones de familias separadas por la Guerra de Corea y allanaría el camino para el posible co-anfitrión de los Juegos Olímpicos de Verano de 2032.

A principios del mes pasado, y antes de que Moon y Kim celebraran su tercera cumbre, las dos partes acordaron comenzar un estudio de campo conjunto enviando un tren desde Seúl a lo largo de Corea del Norte hasta Sinuiju, en la frontera china.

Sin embargo, la UNC, que controla todos los movimientos a través de la DMZ, bloqueó el proyecto.

En junio, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunió con el líder del Norte en una cumbre en Singapur, durante la cual ambas partes acordaron trabajar por la desnuclearización.

Corea del Norte ya había dado varios pasos en dicha dirección, y los EE.UU. no han tomado ninguna.

Norcorea acordó a principios de este mes permitir a los inspectores internacionales el ingreso a una instalación de pruebas de motores de misiles y al sitio de pruebas nucleares de Punggye-ri, según el Secretario de Estado de los Estados Unidos Mike Pompeo, quien estuvo de visita en Pyongyang el 8 de octubre.

A cambio, Pyongyang está buscando el alivio de las duras sanciones internacionales -en su mayoría encabezadas por Estados Unidos- impuestas al país por sus programas nucleares y de misiles. Sin embargo, los EE.UU. no han ofrecido ningún alivio de este tipo. Incluso han bloqueado la iniciativa de Seúl de levantar un amplio embargo comercial y de inversiones impuesto al Norte en 2010.

Trump reaccionó inmediatamente a la noticia del posible levantamiento del embargo la semana pasada, diciendo que Corea del Sur no podía «hacer nada sin nuestra aprobación».

Se espera que Trump y Kim celebren una segunda cumbre, según funcionarios estadounidenses.

El martes, la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA) publicó un artículo en el que condenaba a Washington por hacer un intento «malvado» al mantener las sanciones contra Pyongyang.

El artículo advertía que las negociaciones no avanzarían ni siquiera «una pulgada con un obstáculo llamado sanciones».

Washington está jugando un «doble juego, y que sus acciones son «poco menos que destruir» la rara oportunidad diplomática entre los dos países, dijo el artículo.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha impuesto varias rondas de duras sanciones a Corea del Norte desde 2006 por los programas nucleares y de misiles balísticos de Pyongyang, que ha defendido como medio de defensa del país.

ptv / pi