Peregrinación a la Meca: Este año, sólo un pequeño grupo vivirá la experiencia

Alrededor de 1,000 personas realizarán el rito islámico anual este año debido a las restricciones provocadas por la pandemia de coronavirus.

 

Peregrinación a la Meca: Este año, sólo un pequeño grupo vivirá la experiencia

Alrededor de 1,000 personas realizarán el rito islámico anual este año debido a las restricciones provocadas por la pandemia de coronavirus.
La peregrinación anual al Hayy comenzará en la ciudad sagrada musulmana de La Meca bajo restricciones que han impedido que millones de personas asistan.

Alrededor de 1,000 personas que ya están en el reino realizarán la peregrinación de este año debido a la pandemia de coronavirus, que ha infectado al menos a 16.4 millones de personas en todo el mundo y ha matado a más de 650,000.

El rito islámico de seis días de duración comenzará la noche del martes 28 de julio y durará seis días después.

Culminará con la fiesta islámica de Eid al Adha o la Fiesta del Sacrificio.

¿Por qué es importante el Hayy?
El Hayy es uno de los cinco pilares del Islam y se espera que cada musulmán con cuerpo capaz, que puede permitírselo, lleve a cabo el rito en su vida.
En todo el mundo, los musulmanes ahorran durante décadas para tener la oportunidad de participar en la peregrinación y, por lo general, el Hayy atrae a unas dos millones de personas al año.
Para los musulmanes, simboliza la historia del profeta Ibrahim, también conocido como Abraham para cristianos y judíos, quien se cree que construyó la morada de Dios en la Tierra, la Kaaba, y estaba dispuesto a sacrificar a su hijo por orden de Dios.
El sacrificio que precede a la celebración de Eid recuerda el momento en que Dios reemplazó al hijo de Abraham, Ismail en la tradición islámica, con un carnero en el último momento.
¿Quién puede asistir al Hayy de este año?
De los mil peregrinos que se espera participen en la peregrinación de 2020, el 70 por ciento serán extranjeros y el 30 por ciento estará compuesto por ciudadanos sauditas.
Los extranjeros autorizados a asistir al Hayy ya deben ser residentes de Arabia Saudita.

General view of Kaaba at the Grand Mosque which is almost empty of worshippers, after Saudi authority suspended umrah (Islamic pilgrimage to Mecca) amid the fear of coronavirus outbreak, at Muslim holy city of Mecca, Saudi Arabia March 6, 2020.

Vista general de Kaaba en la Gran Mezquita, que está casi vacía de fieles, después de que la autoridad saudí suspendió la umrah (peregrinación islámica menor a La Meca) en medio del temor al brote de coronavirus, en la ciudad sagrada musulmana de La Meca, Arabia Saudita, 6 de marzo de 2020. (Reuters)

 

 

¿Qué tan diferente será el Hayy debido a la pandemia de coronavirus?
Debido al brote de Covid-19, los números deberán restringirse y se aplicarán medidas de distanciamiento social y saneamiento durante la peregrinación.
Los guijarros utilizados para la ceremonia de «lapidación del diablo» serán desinfectados y entregados a los peregrinos, y no se permitirá a los peregrinos tocar la Kaaba o besar la piedra negra en su esquina, las cuales son costumbres habituales durante el Hayy.
Durante las oraciones en la congregación, los participantes deberán usar una máscara facial y mantenerse socialmente distanciados de otros fieles.
Arabia Saudita ha tenido hasta el momento cerca de 267,000 casos de coronavirus con alrededor de 2,733 muertes.
¿Cuál será el costo económico del limitado Hayy para Arabia Saudita?
Se espera que las restricciones al Hayy y la prohibición anterior de las peregrinaciones de Umrah le costen a Arabia Saudita $ 12 mil millones si continúa hasta el final del año.
Esto equivale al siete por ciento del PIB total del país y al 20 por ciento de su PIB no petrolero.

 

¿Ha sucedido algo como esto antes?
Hubo muchos brotes en la región de Hejaz de la Península Arábiga durante el siglo XIX, como la peste, el cólera y la meningitis.
La propagación de la epidemia de peste en la región de Hejaz en 1814 causó la muerte de aproximadamente 8,000 personas, y la peregrinación no fue permitida ese año. Una epidemia comenzó nuevamente en la temporada de peregrinación de 1837, continuando hasta 1892.
Casi mil habían muerto todos los días debido a la epidemia altamente fatal entre este período. Los médicos de Egipto fueron enviados a construir una zona de cuarentena en el camino a La Meca para cuidar a las personas.

TRT